2012: Un año de bocazas (Primera parte)

7115
10
Compartir
2012: Un año de Bocazas (1)

Los que hayáis estado un poco atentos al sarao videojueguil ya sabréis lo mucho que les gusta hablar a algunos developers. Si no es así, tanto da: con esto del Twitter, el Facebook y demás pijadas sociales, arrimar cebolleta (o almejuela) a algunas personnalités del sector, es la cosa más sencilla del mundo.

El problema no es que hablen, a mí personalmente me encanta saber lo que come Kojima todos los días. No, la cosa está que actúan como viejas en el bus: les da igual que haya cinco que cincuenta personas; te seguirán hablando de lo mal que andan haciendo de vientre, de lo puta que es la vecina del cuarto, o de la última revisión del ginecólogo de su nieta (que está sentada junto a ella, por cierto).

Y vosotros, morbosos irremediables, dejáis que vuestros sentidos se alimenten de la carnaza más sucia, barriobajera y hedionda de la periferia de los jueguicos. Y como no os da vergüenza, y a mí menos, os traigo una lista dividida en partes muy mía pero más vuestra, de las bocas más grandes (y también las más sucias) del año.

Comenzamos con…

Randy Pitchford (Parte la pana en Gearbox Software)

Randy Pitchford

Sí, ya sabemos como es. Sí, ha vendido como NADIE sus juegos, montando una bacanal auténtica para promocionarlos de maneras inusualmente… Inusuales. Pero si algo tiene Randy Pitchford que hace que no acabe nunca de salir del radar mediático es su boca, una  cavidad grande, enorme y hogar de unas lenguas más largas y absurdas de la farándula del videojuego.

Randy-san, ya famoso por poner en tela de juicio los análisis de DNF antes incluso de que saliera (¿excava el pozo antes de que tengas sed?), la lio parda el pasado mayo diciendo básicamente que “todos los juegos son una mierda”.

Que el hombre no tenía mala fe: se refería a la situación actual en términos de aprovechamiento de los presupuestos y la tecnología. Pero que los árboles no nos impidan ver el bosque: para un hombre que está en la industria, decir algo así está, como poco, feote, ¿No os parece?

Pero no, no, no se vayan todavía, que hay más. El bueno de Randy tuvo el pasado julio una entrevista con el portal Eurogamer, en el que, intentando expresar su rotundo desacuerdo con las notas de Duke Nukem Forever, lo comparó con Half Life 2.

Sí, ya: que se refería al ritmo de juego (ni de coña), y a encontrarse una habitación en la que había un puzzle y tenías que detenerte en él a pensar. Que sí, que las coñitas a Valve están muy bien. Pero Randy, jomío… Ahí te measte fuera del tiesto. Mejor sigue puliendo Aliens: Colonial Marines, que te que te QUE TE.

 

Jay Wilson (Nadie le escupe en Blizzard Entertainment)

Jay Wilson

En Activlizzard han tenido mucho lío este año que se nos va. Y no es que su jefazo Bobby Kotick la haya armado gorda especialmente. ¿Acaso alguien le puso algo en la Coca-Cola?

Y ya que nuestro gordo menos favorito se ha librado, fueron David Brevik, ex Blizzard North, y Jay Wilson, actual director de juego de Diablo III, los que se dijeron de todo menos guapo. Veréis, el pasado agosto Brevik mantuvo una entrevista con el portal IncGamers, en el que hablaba, con un tono directo pero respetuoso, que Diablo III no era exactamente lo que él esperaba, señalando algunos puntos que necesitarían una capa de pintura.

Entonces se armó la gorda. La entrevista fue compartida en el grupo de Facebook de Blizzard South, generando un flameo entre miembros de Blizzard de los que hacen historia. En concreto, fue Jay Wilson el que directamente dijo que “le jodan a ese pringao” (“Fuck that loser”). Así, a cuatro patas y sin amor.

La verdad pica, y aunque Diablo III me parece un gran juego, no está exento de varios errores que lo alejan del todo de la matrícula de honor. Y los de Blizzard aquí la cagaron bien fuerte, con una actitud de patio de recreo lamentable.

Fue unos días más tarde cuando Jay Wilson se disculpó públicamente. La siguiente vez muérdete la lengua, Wilson, o el Diablo te la arrancará.

 

George Broussard (Buscabroncas de 3D Realms)

George Broussard

No nos vamos de la vetusta 3D Realms, hogar del Duke más Duke. Y es que uno de sus creadores originales, George Broussard, famoso por meterse en más movidas que en parking de la Central, tuvo su momento de “gloria” este año.

Halo 4 salió hace poco, y tuvo una recepción que vamos a calificar de moderadamente buena. Pero qué poco sabía Brandon Justice, editor ejecutivo de EGM, la que le venía encima cuando le encasquetó un 70 a Halo 4, diciendo que no se nota un esfuerzo a la altura y que la fórmula se está estancando.

El tweet de Broussard deja bastante clara su apreciación del análisis de Justice: “Buena review, tío. Lo siento, pero eres un subnormal si le das un 70 a Halo 4. Credibilidad cero.”

Hay más. El de 3D Realms siguió diciendo que “Halo merece un 80” y que “un 70 es ridículo”. Acaba diciendo que “un 70 se considera generalmente una mierda, y eso es algo que los desarrolladores, públicos y prensa saben”. Otra vez el mismo rollo de las notas de siempre… Puto Metacritic, qué daño has hecho.

 

Peter Molyneux (Il Capo de 22Cans)

Peter Molyneux

No, claro que no podia faltar. Mi colega Diego ya dejó clara, parodia realista mediante, su visión del ex Lionhead, visión a la que me adhiero completamente, me temo.

El inglés, a pesar de haberse cortado mucho, no ha escatimado en abrir la bocaza vilmente este 2012. Primero dice que se retira, que “su próximo juego definirá su carrera”. Al mismo tiempo está con Curiosity, Cooperation y otros supuestos 20 experijuegos. ¿En qué quedamos?

Sabréis ya, si estáis un poco metidos en el mundillo, que Molinete lloró como una nena cuando le entrevistaron sobre Godus hace poco. Las lágrimas llamaron a su puerta mientras reconocía que había hecho promesas exageradas, y que su reputación podría pasarle factura con el Kickstarter del sucesor de Populous. Dijo también, entre mocos, que “Aun sigue creyendo”. Sus palabras exactas:

“Juré cuando empezamos con 22 Cans [su nuevo estudio] no haríamos promesas que no cumpliríamos, y pienso mucho en los fallos estúpidos que hemos cometido. Tengo que vivir con ellos. Si eso significa que el proyecto [Godus] no alcanza el mínimo de Kickstarter, si significa que la gente usa el Kickstarter para dar rienda suelta a sus frustraciones, entonces creo que deberé vivir con ello.”

Ay, Molyneux, ni queremos que te vayas ni queremos que prometas nada absurdo. Solo queremos un buen Syndicate y un buen Black & White. ¿Tanto pedimos?

Por cierto, que la figura de Molyneux inspiró una cuenta fake en Twitter que dio lugar a un evento de creatividad indie sin precedentes. Con todos ustedes… El MolyJam 2012.

Compartir
Artículo anteriorGOG rebaja el 96% de su catálogo por navidad
Artículo siguienteAnálisis de Hotline Miami
Era aún una insignificancia cuando me pusieron un pad de NES en la mano y me dijeron "Juega". Desde entonces, los videojuegos me han hecho disfrutar, y con el tiempo he aprendido a criticarlos en MI justa medida. Soy un bicho raro musical que escucha metal, electrónica y bandas sonoras. Me prostituyo por cualquier cosa que se llame Castlevania.

10 Comentarios

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Los que hayáis estado un poco atentos al sarao videojueguil ya sabréis lo mucho que les gusta hablar a algunos developers. Si no es así, tanto da: con esto del Twitter, el Facebook y demás pijadas sociales, arrimar ceboll……

Dejar una respuesta