Análisis de Tortilla de Patatas

1993
7
Compartir

Si existe un tentempié asociado irremisiblemente al éxito, ese es la tortilla de patatas. Regada con una buena cerveza es el refrigerio definitivo, ya sea para una socorrida cena de amigos, una tapa o para emparedar el bocadillo perfecto. Es normal, por tanto, que salgan tantos modelos al mercado, con innovadoras técnicas de cebolla-shading, cuajado progresivo o soporte para mayonesa.

Servidor es de los que piensan que lo retro gusta y lo retro vende. Y ahora que la tortilla con jamón york y queso y otras pijadas de modernos viven un momento dulce, es hora de volver a lo básico, black is black, I want my baby back. Es hora de recordaros lo que hizo grande a la reina de la cocina española: la tortilla de patatas.

Y el huevo se hizo gloria

Cabe destacar que la versión que he probado es la de mi madre. El que escribe se defiende excelentemente en la cocina (faltaría más, dadas mis raíces vascas), pero mi madre es la Shigeru Miyamoto de las tortillas: siempre hace lo mismo, pero acaba triunfando que no veas. Quiero que lo tengáis muy presente ya que hay una variación enorme entre versiones, incluso con los mismos ingredientes.

La tortilla comienza con una selección muy exhaustiva de los ingredientes. A una patata cultivada especialmente para el freído lento con aceite de oliva virgen extra se le añaden huevos de caserío, cebolla y, cuidado que viene polémica, pimiento verde. ¿Es una inclusión acertada? La respuesta es un rotundo SÍ, pero llegaremos a ello. Nótese que escatimar en ingredientes equivale a que el producto final se juegue la entrada en los TOTY (Tortilla Of The Year), algo que mi señora madre tiene siempre muy en cuenta, con resultados satisfactorios.

Su elaboración, a pesar de, valga la redundancia, laboriosa, no resulta para nada aburrida. Estaremos constantemente vigilando la sartén, evitando por todos los medios que las patatas y la cebolla se peguen a la superficie. Nos puede llevar un buen rato hacernos con las mecánicas, pero una vez le hayamos pillado el truco, engancha tanto que asusta.

 

Feliz 28 de Diciembre :D

 

Eau de Tortillé

Gráficamente la tortilla luce impecable. No han sido pocos los que han dicho si esos colores “son de verdad”, atónitos por el sutil pero eficiente amarillo dorado que baña los 360º de la fantástica redondez huevíl. Tal es el caso que nos dará pena cortarla, incluso si es para darle forma de Pacman. No os preocupéis: dicha pena durará poco.

En cuanto a la banda sonora, cabe destacar el chisporroteo del principio, cuando se están friendo las patatas, un recital majestuoso digno de Michiru Yamane o Jeremy Soule. Pocos son los temas que no se me han quedado en la cabeza, algo que si me conocéis, sabéis que solo me pasa cuando tienen una factura sonora superior. A la altura de la sonora queda la banda olfativa, e incluso diría que la supera. El Vanilla Dome de Super Mario World se queda corto en nariz, con unas sensaciones patatíles y cebollescas que rozan la perfección.

Y el sabor… Ah, amigos, el sabor. Probad esta tortilla y nunca más querréis probar otra cosa. A la textura esponjosa, ya de por sí seductora y que te pica a seguir cortando, le sigue un sabor que solo se puede denominar como perfecto. Un festival de sensaciones en tu boca, sensaciones que no habías tenido desde que te besaste con la persona que te gusta o cuando te metiste Peta Zetas la última vez.

Todo parece muy bonito, ¿Hay algo negativo? El no llegar a la hora de la cena para comerla recién hecha. Sabréis que cuando jugamos a algo 7-8 meses después de que haya salido, nos arriesgamos a que no haya nadie online. Aquí pasa lo mismo: si no estamos a la hora, nos atenemos a que ese día tengamos que cenar Sopinstant, lamentando esa última cerveza insípida con los colegas con la fuerza de diez mil soles. Consuela que quede un cacho, pero incluso así, habrá perdido parte de su encanto, y el microondas se llevará su esencia como quien lleva jerseys de ciervos en invierno.

 

Feliz 28 de Diciembre :D

 

Capas de polémica

Aquí llega la gran lacra: los zánganos que defienden la pureza de la tortilla, alegando que la tortilla de patatas debe tener huevo y cebolla y nada más. Yo a esos les condeno a una croqueta ardiendo en la boca eternamente. ¿Cómo es posible que se reste de la ecuación perfecta a la cebolla? Su sabor dulce y su textura suave no solo mejoran el apartado visual de la tortilla, sino que su sabor perdura hasta varias horas después de haberla comido. Es una inclusión acertadísima, yo diría que necesaria. Sus detractores tienen unas papilas gustativas de dudoso ídem.

Tres cuartos de lo mismo ocurre con el pimiento verde. ¿No os pasa que, una vez que habéis jugado con checkpoints o regeneración automática, os cuesta volver a una época donde no existían? En este caso pasa lo mismo. El pimiento verde presenta un nuevo nivel de sabor, con naturalidad, y que no obstruye ni domina a los otros sabores, simplemente se integra con un acierto maestro. Puedo entender, esta vez sí, a aquellos que no la quieren ver ni en pintura. Que no se preocupen: no verán ni el pimiento, ni la cebolla, ni la patata, ni nada. Solo unas migas que les recuerden hasta qué punto están equivocados.

En conclusión, la tortilla de patatas es un alimento que nunca pasará de moda. Con cientos y cientos de horas para mejorar su elaboración, logros en forma de dorado perfecto de la patata o conseguir un rango S en esponjosidad, y un modo multijugador que provocará tantas trifulcas como cuando robábamos estrellas en el Mario Party, la tortilla de patatas se erige como uno de los referentes en cocina española definitivos, dejando en pañales a otras cocinas a nivel mundial, como la italiana, japonesa o alemana. Que seremos pobres, pero lo cocinado estará rico, y el que diga lo contrario… Que coma y calle.

Nota: las imágenes han sido tomadas de internet, por lo que en ningún caso son indicativo de la calidad o aspecto del producto final. Work In Progress.

 

fichas juegos

Compartir
Artículo anteriorSlender: The Arrival teaser trailer
Artículo siguienteXenogames 2x04: Halo 4 y Need For Speed Most Wanted
Era aún una insignificancia cuando me pusieron un pad de NES en la mano y me dijeron "Juega". Desde entonces, los videojuegos me han hecho disfrutar, y con el tiempo he aprendido a criticarlos en MI justa medida. Soy un bicho raro musical que escucha metal, electrónica y bandas sonoras. Me prostituyo por cualquier cosa que se llame Castlevania.

7 Comentarios

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Si existe un tentempié asociado irremisiblemente al éxito, ese es la tortilla de patatas. Regada con una buena cerveza es el refrigerio definitivo, ya sea para una socorrida cena de amigos, una tapa o para emparedar el boca……

  2. Me apunto lo del pimiento. Ahora que lo pienso los mejores momentos con sonic fueron al lado de una tortilla de patatas…esto me hace dudar, tendré que cambiar de hobby.

  3. 99?

    Típico alimento básico hypeado a mas no poder. Si las compañías se esforzaran mas en traer novedad a este mundo en vez de centrarse tanto en la “jugabilidad” (Ya sabéis jugar a añadirle nuevas cosas como cebolla, espárragos) de sus productos tendríamos un salto de generación muy interesante. Pero como ellos siguen sacando beneficio con algo que es lo mismo de siempre. Lo peor es que seguro que en 2 o 3 meses sacan el típico DLC con Ketchup o Mayonesa que se volverán numero 1 en ventas.

    Últimamente se lo curran muy poco y aunque estas ideas algo “retro” y muy baratas ha día de hoy es de lo mas vendido. Hay quienes como yo se dejan llevar mas por alimentos que tenga un gran atractivo visual a la hora de ser servido. Donde este lo atractivo visual junto a una buena receta que se quite lo demás.

  4. Si es que lo que funciona funciona, a ver esto es como comprar un robot de medio millon de euros para sacar los tornillos a tu gps estropeado y resetear su targeta sd, en vez de usar el destornillador de toda la vida surmana o ¿cuando se acabó el exito de las Tortugas ninja adolescentes? Cuando les dieron un toque de anime japones, las construyeron a escala, las hicieron más musculosas a tal que parecen bañadas en aceite y de plástico, las volvieron demasiado serias, agresivas y metieron escenas sentimentales ultralargas, en vez de los dibujos a mano alzada de toda la vida con sus sombras, deformidades y planos ultrararos,cuando cada capítulo parecía un mundo diferente. ¿Cuando se acabó el exito de IBM? Cuando metieron un sistema operativo preinstalado (msdos), en vez de ir a la tienda y elegir el que más te guste y así etc etc etc http://www.shurweb.es/videos/las-tortugas-ninja-1×01/

Dejar una respuesta