Análisis de The Secret of Monkey Island: Special Edition

1382
10
Compartir
Análisis The Secret of Monkey Island Special Edition - Xenogames

No jugué a The Secret of Monkey Island en su momento (ni había nacido), ni en mi infancia ni en mi adolescencia. Se han necesitado unos cuantos años, unas ofertas de Steam y mucho tiempo en barbecho para que comenzara a jugarlo. Eso y la compañía adecuada para finiquitarlo (lo he jugado en “cooperativo a dos cerebros”). Para el que le interese, esta versión puede comprarse en PC, Xbox 360 (solo descarga), PS3 (solo descarga) y iOS (iPhone y iPad).

Antes de continuar, decir que la inmensa mayoría del juego la he vivido con la versión remasterizada, solo pasando a la versión original en momentos determinados para ver algunas escenas, debido a que la versión clásica solo está en inglés. He tardado años, demasiados, en jugar a este imprescindible de la cultura videojueguil, pero, al fin, he enmendado el error.

Pues se ve bastante bonico, oye tú

El apartado gráfico del Monkey Island enamora. Ya sea la versión clásica o la moderna, reconociendo que la clásica tiene un encanto que la moderna no puede alcanzar, vamos a disfrutar mirando los escenarios en los que Guybrush tendrá que explorar, luchar, investigar o resolver los muchísimos acertijos y puzles que componen el juego.

The Secret of Monkey Island Special Edition Análisis Xenogames
Momentos así hacen que este juego se te quede en la memoria

De los gráficos clásicos ya a estas alturas es difícil decir algo más de lo que ya se ha dicho, salvo que hay escenas que en la versión clásica aparecen dibujadas de manera muchísimo más oscura que en la versión con gráficos actualizados. Como un pobre intento de infantilizar un juego que no necesita de tal acto. Un poco tontada, vaya.

De los gráficos nuevos son bastante bonitos. A veces parece que no terminan de estar tan bien hechos como deberían, pero los fondos dibujados le sientan maravillosamente a este juego, aunque el aspecto de los personajes tiende demasiado a la caricatura, notándose la comparación en varias ocasiones.

Lo clásico siempre funciona

Han pasado una cantidad de años bastante importante desde que The Secret of Monkey Island saliera a la venta, pero su jugabilidad sigue a la orden del día. O, mejor dicho, que es una jugabilidad que no ha envejecido mal. Eso sí, el inventario es incómodo. Y no me estoy refiriendo a la interfaz clásica, sino a la nueva. Un despropósito de incomodidad que te obliga a estar abriendo ventanas cada dos por tres, haciendo que acciones que en la versión clásica (o en cualquier otra aventura gráfica) te llevaban instantes duren demasiado, hasta el punto de resultar cansado en ocasiones.

Por lo demás, estamos ante una aventura point and click, de manera que ya no hay absolutamente nada más que explicar. Resolveremos puzles más o menos absurdos, iremos combinando objetos y punto pelota. En general, el nivel de absurdo de los puzles se mantiene estable, aunque de vez en cuando hay soluciones demasiado rocambolescas para una mente común y corriente. De esto adolecen la inmensísima mayoría de aventuras gráficas salvo un par de honrosas excepciones (Full Throttle, New York Crimes, aunque este peca de falcilote).

Se oye mejor que se ve

La música del juego es una reinterpretación de la música original del juego, trasladando los ritmos de la época de los 8 bits a la época actual. Un trabajo bien hecho que maravilla nuestros oídos cada vez que jugamos.

The Secret of Monkey Island Special Edition 2 Análisis Xenogames
El tutorial de aprender a luchar (con insultos) es absurdísimo (y por eso me encanta)

Y luego están las voces. El juego original no estaba doblado, evidentemente, así que estamos ante un doblaje creado explícitamente para este remake del juego. La mayoría de las voces cuadran perfectamente con cada personaje, aunque alguna vez peca de grandes pausas entre frases.

En cuando al guión del juego, creo que ya ahí no hace falta que comente nada. Ríos de tinta en varias décadas han hablado suficientemente de las aventuras de Guybrush, así que aquí ni voy a entrar en el tema por innecesario. Simplemente decir que me lo he pasado como un enano, aunque Simon: The Sorcerer me parece que es bastante más cachondo.

Un remake como debe de hacerse

Estamos ante uno de los mejores remakes que he visto jamás. Un remake de verdad (que te da incluso la facilidad de jugar al original tan solo pulsando F10, sin cargas ni tiempos de espera), de los que da gusto jugar. No una sucia versión HD con un cutre lavado de cara y 4 chuminadas sociales. No, esto es el redibujado, doblado y adaptación de la jugabilidad de un clásico imprescindible. Un remake que casi llega a la altura del remake por antonomasia: Resident Evil para Game Cube.

ficha-monkey-island-special-edition

10 Comentarios

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Analizamos The Secret of Monkey Island: Special Edition, el remake de la mítica aventura gráfica de Lucas Arts. Los años pasarán, pero su calidad seguirá ahí….

  2. Monkey siempre ha estado en español, las voces no se, solo jugué al I y al II, pero creo recordar que también, joder si es que soy mayor ya, de eso hace la friolera de 20 años.

  3. Qué casualidad, justo hace un par de días empecé de nuevo el juego para, al fin, poder jugar a la segunda parte a la que tantas ganas tengo. Mi situación es similar a la tuya, yo he conocido el juego gracias a esta versión, ya que el original me pilla lejos.

    Por cierto, también está disponible para PS3. De hecho, es la versión que yo tengo. Además de la segunda parte, también en Edición Especial.

  4. Roldán García: De hecho, para PS3 está también en formato físico, que lo he visto en varias tiendas.

    PD: Me he quedado atascado en Monkey Island, no se qué hacer ahora. Y eso que ya me lo he pasado… :_( Malditas aventuras gráficas.

  5. mierda seme ha puesto en ingles y solo entiendo un 80% de lo que dicen, ni con el lanzador de idioma se pone en español…habrá que comprarlo, que juegazo. Mucho más bonito que el original y con toda la esencia.

  6. Gráficamente, me gusta mucho más la versión original (será que vengo de la vieja escuela y el pixeleo me provoca nostalgia), entre otras cosas porque tiene más detalles en cada pantalla y porque, como bien dices, el intento del remake de infantilizar la interfaz ha sido un fallo.
    Curiosamente, este fin de semana he hablado con un colega al que le encantó el 3 y estaba loco por pasarse el 1, y dice que es mucho más aburrido que el 3.

Dejar una respuesta