Bajo la carcasa (III): Turbografx

712
1
Compartir
Bajo la carcasa (III): Turbografx

Turbografx es un caso similar a Sega Saturn: limitado catálogo y éxito en occidente y consola de culto en Japón, con obras maestras que jamás llegaron aquí.

Turbografx  fue un sistema de videojuegos ideado por Hudson y creado por NEC  de 8 bits con un chip grafico de 16. La compañía Hudson fue creada por 2 hermanos japoneses, que hicieron bastante dinero programando juegos que más tarde convirtieron a NES.

Hudson tenía pensado el proyecto de una consola de videojuegos, pero necesitaban financiación, lo intentaron con Nintendo pero no hubo acuerdo y NEC quería entrar en el jugoso mercado de los videojuegos del que se acababan de incorporar Sega y Nintendo, esta última con notable éxito. Así que dicho y hecho, ambas compañías unieron sus fuerzas para llevar conjuntamente a cabo el proyecto.

En Japón salió como PC-Engine en 1987 mientras que en América dos años más tarde y en Europa tres, en 1990, aunque se distribuyeron aquí muy pocas unidades, y se le cambió el nombre por Turbografx, mientras que en EEUU se le añadió la coletilla de “16”.

La Turbografx utiliza como soporte de juego las Hu-Cards, que son cartuchos en forma de tarjeta, similares a las de Master System I.

Fue la primera consola en contar con una unidad CD, esto le permitía más capacidad de almacenamiento y costes más baratos. La unidad se podía comprar por separado, aunque después salieron varios modelos de PC-Engine con la unidad CD incorporada. Más tarde le seguirían Sega con Mega CD, Atari con Jaguar CD…

Pc Engine Duo R
El modelo Duo-R permitía juegos tanto en formato Hu-Card como en CD Rom 2. Una maravilla.

Además, los últimos juegos aprovechaban muy bien el CD con grandes bandas sonoras e incluso algunos mostraban escenarios renderizados o poligonales.

Nintendo había abierto las puertas a un gran mercado, pero era difícil acceder a algo ya dominado por la compañía.

Según NEC, tenían una estable campaña de marketing preparada y una consola más potente que NES y Megadrive, además de un precio bastante competitivo. El gran éxito que había cosechado NES daba esperanzas en que esto era un buen negocio, pero meterse en un terreno dominado por Nintendo no iba a ser fácil. NES dominaba el 90% del mercado, y si ya era difícil competir a esto, Sega en EEUU lanza Megadrive (allí Genesis) antes de lo anunciado, con juegos de recreativas, los exitosos arcades de Sega que tanto gustaban a los americanos, destrozando a Turbografx cuyo catálogo de juegos era menos conocido y carente de carisma.

Se vendieron menos máquinas de las que se fabricaron en su modelo Turbografx (americano y europeo) y no pudieron parar la producción debido al sentido del honor de la compañía japonesa, lo que le produjo graves pérdidas.

En Japón, estuvo a la par con Famicom (NES), algo bastante difícil, incluso con Super Famicom, llegando a estar por encima de la Megadrive de Sega, debido a su gran cantidad de juegos eróticos y basados en animes. De hecho, al año de su salida el sistema ya contaba con más de doscientos títulos.

R-Type
¿Quién no recuerda el primer jefe de R-Type, uno de los muchísimos shooters de Turbografx?

La máquina puede presumir de ser la consola que más modelos y revisiones tiene, más de doce, que van desde la PC Engine normal (sólo para tarjetas Hu-Card), pasando por la CD-Rom 2 (unidad para CD), la Duo-R (los dos formatos), la LT (con pantalla), las Core-Grafx y Super-Grafx…

Turbografx no se libró de la moda de la época y tuvo su propia mascota, el troglodita Bonk, que protagonizó una trilogía de juegos de plataformas. Según la región, se llamó PC Kid en Japón, Bonk en EEUU y BC Kid en Europa. También salieron versiones para Super Nintendo y Game Boy, aunque nunca llegó a rivalizar con Mario, cosa que sí consiguió Sonic de Sega.

La consola de NEC no pudo quedarse sin su correspondiente versión de Street Fighter II, que correspondería a la Champion Edition de Megadrive, es decir, la que lleva los doce luchadores. Gráficamente se parece más a la de Super Nintendo, quedando inferior a ésta pero algo mejor que en la consola de Sega. Sin embargo tenía carencias de scroll y era inferior sonoramente a las otras dos versiones.

Castlevania Rondo of Blood
Castlevania Rondo of Blood aprovechaba las bondades del CD Rom 2 para mostrar una resolución y banda sonora sublimes

Juegos imprescindibles para tu juegoteca

  •  BC KID
  • BLAZING LAZERS
  • CASTLEVANIA RONDO OF BLOOD
  • R-TYPE
  • STREET FIGHTER II

 

Mi experiencia personal

El modelo Turbografx europeo se le puso a tiro a un amigo en Ebay y me dijo si me interesaba. Finalmente la compré, aunque siempre deseé el modelo japonés porque tenía claro mi objetivo: poder jugar a Castlevania Rondo of Blood. En un golpe de suerte en un Salón de Barcelona pude hacerme con el juego y el modelo Duo-R. Desde que la tengo no paro de encontrar joyas ocultas dentro de su gran catálogo.

Compartir
Artículo anteriorA Nintendo no le importa (Primera parte)
Artículo siguienteCoge tu secuela y cállate la boca
Constante estudiante de la historia y cultura del videojuego, he puesto mi granito de arena en GameFest, RetroMadrid y otros fregaos que me meto de vez en cuando. Me apasiona el mundo del coleccionismo y poseo unos 40 sistemas y mas de 1000 juegos originales.

1 Comentario

  1. Dios, 200 juegos nada más salir y con igual clientela que Nintendo y mayor que Genesis (Sega Megadrive) y aquí na, como sino existiera, yo solo llegué a verla en fotos gracias a Hobby Consolas allá por el 92. Pero bueno ya estamos en el futuro y ahora podemos jugar en casa con el amijo a estos clásicos de forma gratuita y embebidos en sistemas abiertos, es más, incluso hacer vídeos y mostrarlos a seudodesconocid@s. jeje, http://www.youtube.com/watch?v=xZeaC4f4Xpg&feature=youtu.be XD, el próximo, un vs al Tekken.

Dejar una respuesta