De piratería va el asunto

119
5
Compartir
Piratería en los videojuegos

Piratería, la eterna lacra del mundo de la cultura. Ya sea cine, literatura, cómic, música o, el campo que nos atañe, videojuego. Personalmente estoy en contra de la piratería e intento pagar todo lo que consumo, sobre todo en lo referente a videojuegos, libros y cómics (lo que más consumo, dicho sea de paso).

Pese a todo, entiendo a la gente que piratea. O al menos a cierto grupo de gente que lo hace. No me refiero a esa gente que, pese a tener un trabajo estable y dinero para sufragar sus gastos videojueguiles, se piratea su consola o se descarga los juegos en PC sin pagar un duro. Esa gente me repatea, y mucho.

Y, por favor, que esos no me vengan con la excusa de que “los juegos a 60€ son una estafa, para eso me los bajo”. Eso ya no cuela, sobre todo cuando a los 6 meses de salir un juego ya lo ves a 30€ y al año ya tienes una edición con todos los DLC que hayan podido sacar para el mismo más barata que el juego en su salida. El juego va a ser tan bueno el día de su lanzamiento o un año después, así que si pagas más o te quejas del precio es porque quieres.

Por no hablar de la gente que se piratea los juegos en PC siendo la plataforma en la que más ofertas puedes ver. En estas últimas ofertas de Steam hemos podido ver juegos como Fallout New Vegas: Ultimate Edition a 10€, o Saints Row 3 a 7,50€, no teniendo ni un año el juego. Vamos, que con estos precios el que no compra es porque no quiere.

El gran problema de esto, en mi opinión, está en la mentalidad. Y más si hablamos de nuestro ilustre país. Viviendo en la cultura de la picaresca y del robo, ¿cómo vamos a pagar por lo que compremos? Vamos, ultrajados nos sentimos porque nos obliguen a pagar aunque solo sean 5 míseros euros por un juego que te dure 20 horas. Y más aún: el que compra es el pringao, ese al que sus colegas señalan con el dedo poniéndolo de tonto para arriba. El gilipollas que se gasta su dinero en juegos en vez de bajárselos gratis de Internet.

Pero luego está la otra cara de la moneda, aquellos que no pueden permitirse el pagar por los juegos ni aunque estén en oferta. Gente que a malas penas se pudo permitir la compra de una consola o de un PC familiar. A esa gente la animo a piratear.

Sí, porque vale que haya gente que diga que el videjuego es un privilegio y demás, pero yo creo que se equivoca. El videojuego es una parte más de la cultura y, si no hay dinero para poder acceder a ella lícitamente, pues se piratea. Ya cuando uno se consolide como jugador y tenga poder adquisitivo podrá pagar los juegos. Hasta entonces, que se culturice, crezca y aprenda jugando piratilla.

Todos y cada uno de nosotros hemos tenido un pasado pirata, en mayor o menor medida. Y, espero, que la mayoría de nosotros supere/haya superado esa fase una vez tenga dinero para ello. Y para la mayoría de nosotros, la piratería ha sido la forma de introducirnos en el mundo del videojuego. Porque, por mucho que se empeñen las compañías, los juegos de 1€ para móviles no convierten a alguien en jugador de Mass Effect, Batman: Arkham City o The Witcher 2 (bueno, en jugador de Call of Duty a lo mejor sí).

Lo que nos ha convertido a la mayoría de nosotros en jugadores ha sido piratear juegos o, en su defecto, algún conocido que nos los dejara (amigos, primos, un hermano mayor). Pero juegos del estilo Ocarina of Time, Final Fantasy VII, Medievil, Imperivm, Game Over, Arkanoid o Monkey Island sí que te pueden acabar enganchando a esto del videojuego.

Pero hay que decir que la piratería no sería necesaria (sí, la considero necesaria en estos casos) si existieran medios para acceder a esa parte de la cultura de manera gratuita. Para el resto de bienes culturales como libros, películas, cómics o música sí que hay formas de acceso gratuitas: ir a cualquier biblioteca y sacar lo que tengan o quieras tú. Aunque libros he leído desde siempre, no sería comprador de cómic habitual si no fuera porque tenía una biblioteca de la que sacar todo lo que quería. O, pijo, si no me hubiera descargado ciertos cómics que luego he comprado o he comenzado a coleccionar.

Ojalá veamos un mundo en el que las bibliotecas tengan un espacio reservado para el ocio digital, os lo digo muy en serio. Un lugar en el que cualquier chaval pueda ir a mirar juegos y descubrir nuevos métodos de entretenimiento. Un lugar en el que nos ofrecieran packs de libros, películas, cómics y juegos que mantengan una relación (por ejemplo: Mauss + Company Of Heroes + Enemigo a las puertas + Vida y Destino). Un auténtico centro de cultura que abarque todo y no sesgue nada.

Pero supongo que eso es soñar demasiado y más en el mundo en el que los culturetas ya miran mal a los cómics. El llamar cultura al videojuego puede ser considerado como una herejía, pese a que hace años que obtuvo ese reconocimiento.

Firmado, un pirata redimido.

5 Comentarios

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Debato conmigo mismo sobre la piratería en el mundo de los videojuegos, y tengo argumentos tanto a favor como en contra….

  2. Me gusta este tema para artículos de opinión porque siempre hay polémica. En mi caso, como todos he pirateado; es más estoy seguro que yo levanté TDK por las cintas que compré cuando jugaba al Amstrad. Ahora bien, eso no impedía que pagase una buena cantidad de juegos haciendo mis sacrificios como todo hijo de vecino (menos el del quinto, que era el niño rico).

    Pero dejemos los cuentos del abuelo cebolleta para otro momento y vayamos al quid de la cuestión; descargarse un juego, comic, disco, etc… es piratería? Yo creo que no, pues la cultura enriquece al ser humano y lo ayuda a realizarse por lo que habría que diferenciar, como bien se ha hecho en el artículo, entre la gente que puede o no acceder a tales contenidos.

    Veo lícito teniendo una posición económica solvente (vamos, que pagos e hipotecas aparte tengas dinero para salir a tomarte una cerveza con los amigos) el descargar contenido como si no hubiera mañana? No, pues no hay que olvidar que la cultura es a la vez una industria y hay gente trabajando en ella no por amor al arte; sin embargo, si no puedes llegar apenas a fin de mes, está mal en descargar ese contenido que aunque quisieras no podrías pagar?

    También nos enfrentamos a esa picaresca tan arraigada en nuestra cultura de “voy a demostrar que soy más listo y avispado que el resto… pero no haciendo grandes cosas esfonrzandome, si no robando” (obviamente sólo es aplicable a los que ya hemos nombrado anteriormente), total, como dentro de su cabecita piensa “ey, tampoco hago daño a nadie”. A esos vengadores de “como es muy caro, como medio de protesta, lo descargo”… si no continua con un “por cada juego que descargo dono lo que me hubiese gustado a una ONG” me parece una palurdez digna de esa España profunda y cañi. Vamos, si hasta World of Goo durante su campaña de “paga lo que te salga de tu cimbel matutino” fue pirateado; que se puede esperar de esta gente si lo ve como una práctica habitual?

    Tenemos un mercado que en apenas unos meses el juego está rebajado a menos de la mitad y al cabo del año casi lo regalan en los botes de Colón. No tenemos que vivir con lo último que sale al mercado, con una correcta gestión y conteniendo un poco el “shut up and take my money” podemos tener una colección de juegos apabullante… pero eso de gastar dinero en algo que puedo obtener gratis desde el ordenador de mi habitación (y no estoy hablando de porno via steamin) choca y es un hábito que aún queriendo, cuesta quitar.

    Y ojo, que yo, teniendo un trabajo y una posición económica que me permite mis caprichitos descargo libros, películas, juegos, comics, a cascoporrillo y sinceramente, no me arrepiento lo más mínimo ya que gracias a eso he descubierto joyas que ahora están en mi estantería que de otra forma no habría tocado ni con un puntero laser. También tendré que recurrir a la descarga de material pues lamentablemente algunas empresas nos ponen las cosas difíciles o imposibles muchas veces a los que queremos adquirir las cosas de forma legal (como por ejemplo con el próximo Darksiders, que he tenido que reservar la coleccionista de consola porque en PC no saldrá y es ahí donde la jugaré).

  3. España, país con un gobierno que se merece.

    En nuestra mente ya esta inculcado por naturaleza el ser pillos, pero creo que como bien dices en el artículo, si no tienes dinero para permitirte comprar videojuegos, dale caña a tu pata de palo y que tu cultura no decaiga.

    Yo lo que suelo hacer es en PC, antes de comprar un juego que me llame la atención ,me lo descargo y lo pruebo, de esta forma no malgasto el dinero como ya me ha ocurrido varias veces.

    Por cierto, en la biblioteca de mi barrio se pueden alquilar juegos de PC, son chusta y antiguos, pero la idea esta genial.

Dejar una respuesta