Después de la brillante conferencia de Ubisoft, teníamos muchas ganas de ver cómo se las apañaba Sony para superarlos, o por lo menos para intentarlo. No sabemos sin en la hora y media que han tenido para actuar habrán hecho algún cambio en el guión de la conferencia, pero eso es algo que nunca sabremos. Aunque yo, personalmente, dudo mucho que hayan tocado algo. Sony esta vez ha optado por la calidad en vez de por la cantidad y, aunque ha sido una conferencia en general aburrida por la gran presencia de Move y demás polladas, han sabido sobrepasar los mínimos de calidad con las cuatro cosas que han presentado.

Sobre un escenario brutal, han empezado de la manera tan encantadora que suelen hacerlo, poniendo un currado recopilatorio (aunque con vídeos refritos) de los juegos que han salido a lo largo del año para la plataforma. Terminado esto, aparece en el escenario Jack Tretton, presidente de Sony, para darnos la bienvenida a su conferencia. Aunque empezaba bien la cosa, los dos o tres minutos de pajas agradeciendo a los jugadores que estén ahí nos han bajado un poco los ánimos.

Por suerte, salió a escena David Cage que, tras hacerse él también unas cuantas pajas, presentó la nueva IP de los chicos de Quantic Dream (Heavy Rain), llamada Beyond: Two Souls. Nos la muestran a través de una demo gráfica con un aspecto espectacular y unas animaciones faciales sublimes (todo muy por el estilo de Heavy Rain). Desgraciadamente, éste es un juego lento, sin mucha acción, y para empezar una conferencia posiblemente no haya sido el más apropiado.

De Beyond: Two Souls pasamos a algo un poco más entretenido: el PlayStation All-Star Battle Royale, también conocido como “el Super Smash Bros de Sony”. De este juego no hay mucho que decir, pues ya teníamos bastante información antes de este E3. No obstante, Sony ha aprovechado este título para mostrar el cross-play entre Playstation 3 y PS Vita, así como el cross-save. Una idea realmente buena que merece nuestra alabanza.

Después de esto hacen un pequeño inciso, mostrando los nuevos servicios con los que contará PS Vita, además del nuevo Assassin’s Creed: Liberation de protagonista femenina para la portátil. Y con Assassin’s Creed en la boca, nos sueltan un nuevo vídeo de Assassin’s Creed III de repente, llevando a la confusión a más de uno de si lo que se estaba viendo era el título de la portátil o el de la sobremesa.

Tras un breve vídeo de Far Cry 3 enseñando el multijugador cooperativo de cuatro jugadores y anunciando su editor de niveles, Sony pasó a hablar de Move. Sin duda, ha sido lo peor de la conferencia y, no sólo eso, sino que ha ocupado el mayor tiempo de esta (o, por lo menos, se ha hecho eterno a la mayoría de nosotros). Aunque se han estirado mucho, básicamente lo que han anunciado ha sido un nuevo periférico para PS3 llamado  Wonderbook, un libro físico que utilizará la tecnología de la realidad aumentada parar narrar las historias; así como el primer título para éste: Wonderbook: Books of Spells, una pollada en colaboración de J.K. Rowling con el que puedes quemar libros con un palo (resumen muy breve, pues se han tirado así como que 20 minutos con el puto… ¿juego?).

También han anunciado una alianza con HTC para el lanzamiento de Playstation Suite, sistema que saldrá próximamente y que pretenderá llevar a cualquier dispositivo Android la experiencia de PSN.

Ahora, por fin, empieza lo realmente bueno y es que, sin duda, Sony nos ha alegrado la conferencia con un video ingame del nuevo God of War: Ascension para Playstation 3. De primeras, te sorprenden la calidad de los escenarios, con los cuales podremos interactuar más de lo que estamos acostumbrados en los antiguos GoW. Además nos han dado una fecha de lanzamiento, que será el 12 de marzo de 2013.

Para terminar la conferencia, Sony ha puesto toda la carne en el asador con el primer gameplay de The Last of Us, en el que no sólo podemos apreciar su brutal calidad gráfica, sino que nos presenta de una manera muy acertada todas las posibilidades del juego en tan sólo unos minutos.