Tras el anuncio de que la saga The Elder Scrolls va a dar el salto al terreno online persistente, muchos se han preguntado si será todo aquello que esperan que sea. Ya que el trailer no dice mucho, aquí encontraréis algunas respuestas a esas dudas que, seguro, atenazan vuestro corazón. Seguid leyendo tras el salto.

Los responsables del juego son ZeniMax Online Studios, estudio sin un curriculum propio pero cuyos miembros han participado en cosas tan dispares como Halo, Free Realms, Evequest II o Dark Age of Camelot. Con estas credenciales podemos al menos saber que tienen algo de experiencia en el terreno de los MMO. No sabemos si dicha experiencia será suficiente, pero llevan desde 2007 con el proyecto, algo reseñable y que da pistas sobre las ganas de Bethesda de hacerse un nombre en el complicado terreno de los mundos online persistentes.

Al contrario de lo que cabría esperar, el juego será un MMORPG basado en tercera persona y habilidades, muy en la línea del reciente RIFT, World of Warcraft o Everquest 2. Esto echa por tierra cualquier esperanza de ver un The Elder Scrolls puro manejado en primera persona y en tiempo real. Pero ya repasaremos el sistema de combate más tarde.

La historia del juego nos sitúa 1000 años antes de los sucesos de Skyrim. En ese mundo existen tres facciones en constante lucha, que estarán fijadas a la raza que escojamos para nuestro personaje. Por un lado, Ebonheart Pact, que engloba las razas de los nórdicos, los Dunmer y los Argonianos. Luego, el Aldmeri Dominion, en el que están los Altmer, Bosmer y los khajitas. Por último, estará el Daggerfall Covenant, al que son fieles los bretones, los orcos y los guardias rojos.

Xenogames The Elder Scrolls Online 4

En el juego tu enemigo, seas de la facción que seas, serán los imperiales, liderados por la familia Tharn, casta de nobles muy antigua, y Mannimarco, el Rey de los Gusanos. Este último, además, ha hecho un pacto secreto con Molag Bal, el príncipe daédrico de la dominación y la esclavitud de los mortales, para dominar el mundo.

¿Topicazo? Bueno, hay una cosa interesante que han dicho los desarrolladores: “Esta vez, salvar al mundo del despertar de un mal antiguo es solo el principio. ¿Qué pasa cuando cientos o miles de héroes anunciados piensan al mismo tiempo que solo ellos pueden ser emperadores?”. Así pues, de una manera parecida al MMO Overlord, podremos llegar a ser emperadores cuando tomemos una capital de un reino.

Hay más sobre el PVP, pero antes quizá debamos detenernos en el sistema de combate. No, no va a ser el clásico de la saga. De hecho, va a ser mucho más tradicional, muy parecido a SWTOR: barras de habilidades, cooldowns, tiempos de espera entre golpe y golpe… El alma del sistema del lucha va a ser la estadística de Resistencia (Stamina), capaz de hacer cosas como bloquear magias, útil para negar efectos como la ralentización con un hechizo de hielo, esprintar… Y lo más importante, la resistencia será la clave para poder librarte de debuffs, CCs, daño, etc. Aunque va a ser importante, ya han dicho que las clases curanderas van a ser imprescindibles en el juego (buena noticia para mí esta).

Aparte de la resistencia, está la posibilidad de ganar puntos de experiencia extra por elegancia en el combate (finesse), que se obtendrá por “hacerlo bien en el combate”: tanquear bien, curar, asistir a las clases DPS, o hacer combos con los compañeros. Ponen un ejemplo muy ilustrativo: el ladrón echa una botella de aceite en el suelo de una dungeon, y el mago lanza una bola de fuego justo cuando el enemigo pisa el charco mortal.

La manera de aumentar las habilidades es muy Skyrim: utilizándolas. Aunque se espera que haya otros métodos para aumentarlas más tradicionales, como pagando a un entrenador (a lo Everquest). Y ya han dicho que no, no se podrán dominar cada una de las maestrías del juego.

Todo este sistema de lucha tendrá su repercusión en el jugador contra jugador (PVP), basado como he dicho en las tres facciones del juego. Este sistema podrá ir desde combates 1 vs 1 ajustados y equilibrados, a auténticas guerras 100 contra 100 con catapultas, arietes y derrames de sangre por doquier. Podremos tomar ciudades, e incluso seremos capaces de conquistar partes del continente de Cyrodill.

Han prometido contenido de alto nivel, como modos heroicos en las mazmorras, aumentando su dificultad pero ganando a cambio mejores items, el citado PVP de facciones, etc. Supongo que con esto se salvan el culo ante las recientes críticas de los jugadores avanzados de SWTOR. Han dicho que en este TES Online tardarás unas 120 horas en subir al nivel máximo. Me parece poco…

Sobre qué no podrás hacer (al menos al principio del juego): casarte, comprar casas, tener hijos, ser hombre lobo o vampiro, tener mascotas, tener montura aérea (pero caballo sí, al menos), no habrán dragones… Suena a que esa clase de contenido es más apropiado para meterlo en parches, DLCs y expansiones grandes. Tampoco estará todo el mundo de Nirn disponible, como era lógico, pero sí casi toda Tamriel: Skyrim, Morrowind, Summerset Isle, y Elseweyr ya están confirmadas. Algunas ciudades que también os sonarán: Ciudad Imperial, Windhelm, Daggerfall, Sentinel, Mournhold, Ebonheart, Elden Root, Shornhelm, Evermore, Riften…

Sí habrá crafting, como era de esperar, pero no se ha dicho en qué forma. Aun así, sabemos que podremos hacer pociones que sepan a muerto con la alquimia, herrería, jugar con las Piedras de Alma…

Xenogames The Elder Scrolls Online 2

¿Qué tal si hablamos de quests? Quizá uno de los puntos que más me ha llamado la atención es que no siempre habrá una exclamación encima de cada NPC. En vez de eso, tú hablarás con él/ella y te podrá encargar algo, o matarás un bicho por ahí y te encontrarás una nota que activará algo que, si quieres, puedes hacer o no. Aunque no han tenido lo santos de quitar totalmente el sistema mascadito de quests, lo que han hecho es muy estilo Elder Scrolls de toda la vida, eso me gusta.

El juego contará con instancias normales, otras públicas en las que te podrás encontrar miembros de otras facciones y darte de tortazos (esto me recuerda a Darkness Falls en Dark Age of Camelot), y quests también públicas, en las que pasaran cosas épicas (o no). Ponen como ejemplo el encontrarte cadenas que caen desde el cielo, enviadas por dioses daédricos, y tú y tu equipo deberéis destruirlas para ganar reputación en el reino que estéis. Por cierto, se ha confirmado que el Gremio de Ladrones y la Hermandad Oscura estarán presentes, pero no se ha dicho cómo.

Para finalizar, ya se ha dicho que el mundo será muy, muy grande, y que será en gran medida explorable, algo que espero que cumplan ya que es el motivo por el que me gusta tanto esta saga.

Con un estilo gráfico que recuerda a Rift, y con un sistema de combate tan SWTOR, tengo mi corazón dividido con este juego. Me llama y parece que están haciendo las cosas bien, pero tengo miedo de que acabe siendo “uno más”, que acabe “wowizandose” tanto que pierda todas las señas de identidad. Habrá que ver lo que ZeniMax es capaz de hacer para 2013, ya que la apuesta es muy arriesgada.

Vía | GameInformer, NeoGAF, The Verge