Estética versus gráficos

884
3
Compartir

Los gráficos y la estética no son lo mismo y esto parece que todavía no se ha llegado a entender porque cuando los consumidores y los analistas hablan de lo increíble que son los gráficos, hacen que la industria se gaste más dinero en aumentar los gráficos cuando en realidad lo que queremos es que nuestro juego se vea bien.

Los gráficos son técnicas de renderizado que permiten que algo se vea de una determina manera en la pantalla: el mapping, las sombras, etc. Una mayor capacidad gráfica permite mejores sombreados, más polígonos y ese tipo de cosas. Básicamente, lo que consigues con unos mejores gráficos es una mayor fidelidad, es decir, más detalle en la imagen. El problema no está en que se esté invirtiendo mucho dinero en este aspecto, sino que sólo se esté invirtiendo en ello. Poder tener todas estas posibilidades de texturas cada vez más realistas y unas luces y sombras increíbles no es lo que convierte a un juego en bueno. Eso es la estética.

Cuando hablamos de estética, muchas veces solemos confundirnos puesto que se trata de un término bastante ambiguo. En primer lugar, para poder entender el verdadero significado de la expresión “estética de juego” es que ésta se enfrenta al concepto que todos conocemos por “belleza visual”. Muchos autores han hablado de la naturaleza del concepto y gracias a ellos y a muchos estudios se han podido establecer dos líneas de pensamiento:

  1. Estética de juego como fenómeno sensorial.
    En este sentido, estamos hablando de la experiencia visual, auditiva y táctil. Muchos autores de revistas especializadas, como Gamasutra, hablan de estética de juego haciendo hincapié en esto. También aquellos que tratan el diseño en sí se centran en el concepto de “estética audiovisual” (Richard Rouse, Game Design: Theory and Practice).
  2. Estética de juego como experiencia de juego.
    Hablamos del placer, la emoción o lo que el jugador siente. Aquí se excluiría el apartado audiovisual para centrarnos únicamente en lo que el videojuego nos hace sentir.

Por lo tanto, si uniésemos ambas corrientes, entenderíamos estética de juego como el conjunto de elementos formales, estilísticos, temáticos y relacionales, que caracterizan una determinada experiencia jugable. Una buena estética hace que el jugador se sienta completamente absorbido por el juego; sin embargo, en ocasiones, una mala estética entra en conflicto con la mecánica de juego y se carga toda la acción y la esencia de juego. Pero no sólo vale con que lo visual esté bien tratado, sino que todas las piezas que forman la estética del juego tienen que encajar y estar diseñadas a la perfección, pensando en cómo tiene que ser su estilo. Por eso, el sonido y el ambiente también tienen mucho que ver.

Un mundo posapocalíptico no requiere de una ausencia de color. Y, de hecho, esto nos lo demuestra Naughty Dog con The Last of Us. Los escenarios son brillantes, con colores saturados, donde predominan los verdes, los azules y los amarillos. Pero como ya he dicho, la estética no es sólo lo visual, sino también la experiencia auditiva, la táctil y lo que el juego nos hace sentir.

La paleta es muy colorida comparada con otros juegos de acción-aventura.

La música de The Last of Us consigue transmitir a la perfección lo que el personaje está sintiendo en ese momento. Si es un momento de tensión o incertidumbre, los instrumentos nos lo harán sentir al ritmo frenético de la percusión. En cambio, si es un momento dramático, las cuerdas que toca Gustavo Santaolalla nos harán aguantarnos las lágrimas. Y por no hablar de los sonidos –no la música–, como los que hacen los chasqueadores… De verdad que te hacen meterte en el papel.

Gráficamente, ¿hace falta decir algo? Creo que a día de hoy la gran mayoría hemos podido jugar a esta maravilla de juego y apreciar el increíble apartado gráfico con el que cuenta. Abundan detalles en absolutamente todo el juego, desde los rostros -que a veces cuesta creer que son meros polígonos- hasta los rincones más rebuscados. Incluso los objetos que andan por ahí tirados dentro de los edificios o por las calles están bien hechos. Parece una tontería, pero, ¿cuántas veces hemos visto detalle en cosas que se ven a simple vista y otras cosas que están más escondidas se nota que tienen dientes de sierra?

La mayoría de los objetos están muy bien conseguidos.

Por lo tanto, yo diría que las piezas “gráficos” y “estética” encajan perfectamente para dar lugar a un juego que consigue envolverte. Creo que todos los aspectos que forman parte de la estética han sido medidos hasta el último detalle y que lo que podemos ver, oír y sentir es así porque han querido que sea así (en relación a esto, podría hablar de todo lo que transmiten los colores usados en este juego, pero eso es un tema aparte). Existe un equilibrio entre los gráficos y la estética y eso es lo que hace que el juego guste tanto (además de una tremenda trama y unos personajes muy carismáticos).

La conclusión que se podría obtener de esto es que se puede hacer un juego en el que los gráficos y la estética estén en consonancia. No deberíamos aceptar los escenarios en –prácticamente– escala de grises que nos venden las compañías ni las bandas sonoras que lo único que hacen son machacarnos la cabeza sin llegar a transmitirnos nada en concreto. Se puede invertir en ambos aspectos y conseguir juegos más ricos y que cada vez más jugadores puedan llegar a disfrutar.

Creo que es muy importante que tanto los desarrolladores como los jugadores se den cuenta de que existe una gran diferencia entre lo que son los gráficos y lo que la gente cree que son los gráficos. Dejemos de decir “qué gráficos tan chulos” cuando en realidad queremos decir que nos fascina la estética del juego (que también se puede hablar de los gráficos del juego, eh, no me malinterpretéis). Es importante que se hagan más juegos con buenas estéticas y que estos no sean sólo de Nintendo (suelen ser habituales los juegos con gráficos más “perros” pero una gran estética). Si las compañías quieren hacer bien sus productos, deberían gastar el mismo tiempo en mejorar los gráficos que en mejorar la estética porque es un hecho que ambas cosas son igual de importantes. Nuestro deber como jugadores ahora es educarnos y saber qué es lo que queremos decir exactamente, qué es lo que queremos ver y qué es lo que queremos que las compañías mejoren en sus sagas.

3 Comentarios

  1. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Los gráficos y la estética no son lo mismo y esto parece que todavía no se ha llegado a entender porque cuando los consumidores y los analistas hablan de lo increíble que son los gráficos, hacen que la industria se gaste…

  2. Si, es lo que llevamos pidiendo hace mucho. De que nos sirve que haya muchos objetos, mucha luz o sombra, pero al final no logra emocionarnos. Con toda esa potencia que ahora hay tanto en consolas como en PC queremos que se traduzca en graficos mejores, pero por favor no se olviden de darle un sentido a todo eso, de nada vale si no nos conmueve. Sera por eso que no me gustan mucho los FPS, muy “bonitos” pero al fin todos igual.

Dejar una respuesta