Un fin de semana en la Weekend Play

1137
5
Compartir
Portada Games Weekend

Como sabréis –o no –, este fin de semana se celebró la primera feria del entretenimiento de la Costa del Sol. Gracias al pase de prensa que conseguí por Todo pixel es noticia, pude asistir desde bien tempranito el viernes hasta la noche del domingo. Resumiré mi experiencia y pensamientos varios sobre el evento en los siguientes párrafos.

Viernes 11 de abril

Un viernes a las 10 de la mañana no era de esperar que el Palacio de Congresos de Torremolinos, donde se celebraba dicha feria, estuviera a reventar. Y lo cierto es que, menos mal, porque si yo hubiera pagado los 6 eurazos de entrada para ir el viernes me hubiera cabreado muchísimo. Supongo que hay que darle una segunda oportunidad a la organización de la Weekend Play puesto que es el primer evento de tal magnitud que se celebra. Aun así, uno tiene que tener en cuenta que en la vida todo es caos y hay que saber responder ante la adversidad.

La organización, en general, fue espantosa: las charlas se habían programado en horarios malos (asistimos a la presentación de Urban Fights, un juego español, y allí no había más de 10 personas porque era un viernes por la mañana), algunos campeonatos ni se llevaron a cabo y, lo peor, no se notificó a los asistentes que no se iban a hacer; y, finalmente, algunos juegos no estaban, algunos mandos no tenían batería/pilas o, simplemente, no se había desbloqueado ciertos contenidos de los juegos que se iban a usar en torneos por la tarde. Además, mucha gente que estaba trabajando como voluntarios no sabía muy bien qué tenía que hacer, cómo iba el tema de los famosos Weekend puntos o cuándo eran los torneos de los juegos que ellos mismos estaban custodiando en sus puestos.

Anda, mira, este juego sí que estaba.
Anda, mira, este juego sí que estaba.

Sábado 12 de abril

El sábado suele ser el día estrella de los salones manga y festivales de videojuegos. Como bien es sabido, la gente suele ir un sábado a este tipo de eventos y eso lo supo aprovechar muy bien la Weekend Play porque este día estuvieron los platos fuertes en cuanto a charlas, podcasts y firmas.

Por la mañana pudimos ver a la Legión 501 desfilando por las dos plantas del Palacio de Congresos y, después, en el escenario principal, los participantes del Got Talent (que aparentemente, sólo bailar es tener talento…)

A medio día asistí a la charla “Traduce como puedas” y, posiblemente, fue lo más sensato que podría haber hecho aquel día. El ponente, Javier Pérez Alarcón, sí que supo luchar ante la adversidad y adaptarse. A pesar de que tuvo que estar toda la ojalá hubiera sido una hora pidiendo que le pasaran las diapositivas y le pusieran los vídeos que tocaban, la charla fue brillante y, como le dije a él mismo, me hizo querer dejar mi carrera de mierda e irme a Traducción.

Pecadooooooorl.
Pecadooooooorl.

Lo novedoso de este evento en comparación con, por ejemplo, la Gamepolis que se celebró en Málaga el verano pasado, fueron los debates programados. O eso fue lo que pensé cuando leí en el horario que había un debate sobre “Doblaje v.s V.O”, pero me equivoqué. El “debate” en realidad fueron seis hombres (¿por qué las mujeres nunca debatimos?) hablando, algunos más aireados que otros, sobre las ventajas e inconvenientes del doblaje o la V.O. A parte de uno que se tomó la libertad de hacer preguntas sin sentido, los demás no pillamos el micro y nos quedamos con ganas de comentar por qué se demanda más el doblaje que la V.O en España entre otros temas que surgieron.

Esa misma cara se me quedó a mí cuando terminó el debate.
Esa misma cara se me quedó a mí cuando terminó el debate.

Domingo 13 de abril

Si el primer día la organización había sido una mierda, el domingo fue todo lo contrario. Aunque no hubo tanta gente como el sábado, el ambiente no estaba tan desolado como el viernes y yo, por ejemplo, disfruté como una niña chica.

Por la mañana, en el escenario, los niños participaban en el campeonato de Just Dance infantil. No hubo un solo ganador pues había bolsas de gusanitos para todos (incluso para los más grandes porque las lanzaron por los aires al final del día). Ya se habían puesto de acuerdo con el horario de cada cosa y se llevaron a cabo los campeonatos de Buzz, Ultrastar y Rockband. Yo participé en los tres y me dejé la dignidad en ese escenario, pero esa es otra historia.

Destacar que el viernes y el sábado, la presentadora de las cosas que se hacían en el escenario era Danny Bocabit y que el domingo, al irse, llegó un hombre con una voz profunda y varonil que suplió toda la falta de carisma que tiene la ex presentadora de Meri. Desde aquí, una ola a ese señor (y al pipa) que estuvo, literalmente, todo el día del domingo subido a ese escenario aguantando a imbéciles (como yo, je) y animando la fiesta como ninguno. De verdad, gracias a ese hombre el evento ganó muchísimo.

Pero todo no podían ser risas y al llegar la subasta inversa creo que más de uno se quiso tirar de los pelos. Durante el fin de semana, por participar en diversos torneos, podías acumular lo que se llaman Weekend puntos. Todos pensamos que la subasta que se celebraba el domingo por la tarde sería para utilizar los puntos estos, pero no. El escenario se empezó a llenar de productos y los asientos también de gente que sintió estafada al descubrir que la subasta era con dinero de verdad.  El pobre presentador se quejaba porque no conseguía vender productos de 150 euros a niños de apenas 12 años (sí, he omitido que la feria estaba lleno de niños rata). Nadie tenía dinero para comprar productos rebajados apenas 10 euros (bajando de un precio bastante elevado, claro) aunque el presentador repitiera una y otra vez que eran objetos de coleccionista.

El día terminó con la entrega de premios y el sorteo de suculentas recompensas como una PS4, una XboxOne con el Titanfall, una Nintendo DS, una Nitenndo 2DS y una televisión plana de 40’’, entre otras cosillas. A nosotros no nos tocó na de na, pero al menos nos llevamos una buena experiencia (eso es lo que pienso para poder dormir por las noches por no haberme llevado una PS4 de gratis).

Evidentemente me he dejado cosas, pero he intentado resaltar lo que más me gustó o disgustó del evento. Si asististeis, podéis comentar con vuestras experiencias.

5 Comentarios

  1. La verdad es que se noto que llegamos al domingo con la experiencia y rodaje de los dias anteriores. Como primera edición, reconocemos nuestros errores y tomamos buena nota de toda crítica constructiva. Nos dejamos la piel para que todo el mundo se divirtiese, que era nuestra idea. Si no lo conseguimos prometemos esforzarnos en una posible segunda edición de WP, que saldrá adelante si vosotros queréis e intentando siempre mejorar.

    Muchas gracias por venir y dar vuestra opinión.

    Antonio Cabrera (organización de Weekend Play)

  2. Es cierto, el presentador del domingo es un adalid de la comicidad sobre el escenario. Su porte, su voz, y sus buenas maneras me transportaron a días en los que el sol brillaba más fuerte. No puedo sacar semejante varón de mi mente.

  3. El evento estuvo muy completo. Siendo la primera edición es normal que haya fallos de organización y que algunas cosas no estuvieran claras. Pero se notan las ganas de hacer algo grande y muy chulo, así que estoy seguro que la segunda edición va a ser una pasada. Un placer asistir… Siempre y cuando esté el hombre de la voz profunda y grave xDDD

  4. “A parte de uno que se tomó la libertad de hacer preguntas sin sentido, los demás no pillamos el micro y nos quedamos con ganas de comentar por qué se demanda más el doblaje que la V.O en España entre otros temas que surgieron.”

    Totalmente de acuerdo.
    Aparte de estar sentado detrás de semejante imbécil ( al tío se la sudaba estar tapado con su gigante culo y su no menos redonda espalda ) tuve que tragarme, como todos, sus estúpidas preguntas y viendo cómo se me iba la oportunidad de preguntar cuando a otro se le alargaba una pregunta hasta la saciedad. Afortunadamente fui el sábado y disfruté de la charla “traduce como puedas”, y fue lo mejor… Entre los títulos de películas en España, y “EL ATAAQUE DE HUUUULK” fue una “pechá” de reir.

    Felicidades por el artículo.

Dejar una respuesta