Compartir

Dejamos de pasear por stands indies y entramos a la sala de conferencias. La variada selección de ponencias es para mí lo más destacable del festival Fun & Serious y me dio una verdadera pena no tener un clon para cubrirlas todas. Pero no voy a desaprovechar la oportunidad de comentar mis impresiones de aquellas a las que pude asistir.

“Claves del éxito y la importancia del liderazgo emprendedor” Ray Muzyka.

El co-fundador de BioWare era uno de los más esperados y el encargado de introducir la jornada. En estos eventos, los mensajes motivadores para desarrolladores noveles no suelen faltar y fue Ray quien llevó la voz cantante en este sentido. Comentaba como hasta él empezó en un garaje con los colegas y que invirtió todo su dinero – recordemos que los inicios de Bioware venían de manos de médicos, de ahí el nombre – en un sueño. Uno puede llegar a ser un buen líder, al margen del papel y la experiencia; lo verdaderamente importante es tener una visión, un objetivo claro y la cultura adecuada. De esta manera, iba compartiendo con el público todo lo que había aprendido de aquel crecimiento. Dio continuos consejos de una forma amena, interesante y sobre todo, necesaria. Recomendaciones de diferentes libros dependiendo de los aspectos a mejorar: “Drive” de Daniel H. Pink para aprender a motivar, “Resonate” de Nancy Duarte para saber cómo atraer al público. Y haciendo uso de una cita de Andy Grove, recordó que hay que estar preparado para el cambio, además de marcar la diferencia e innovar: “sólo lo paranoico sobrevive”.

“Somos el 2%. Tácticas para sobrevivir como game developer” Oscar Clark.

El alma de la fiesta. El más cómico, y no por ello el menos interesante. Oscar Clark, consultor de Everyplay en Unity Tecnologies, continuó la ristra de consejos de Muzyka, pero centrándose en su especialidad: el desarrollo de videojuegos para móviles. El 2% hace referencia a aquellos que consiguen cubrir costes y Oscar mostró el camino para pertenecer a él. Todo acompañado de bromas y originales guiños a películas y series, pues las enseñanzas si son divertidas, se asimilan mejor. No era un tema que llamara especialmente mi atención, pero me quedé hasta el final.  Sin duda, sabía ganarse a su público, lo que hacía que sus recomendaciones tuvieran todavía más validez. Y si algo tengo que destacar, es que no solo aportó su conferencia, estuvo asesorando a los desarrolladores independientes durante los dos días y moviéndose por los distintos stands. Pocas veces se puede ver a un ponente de este calibre fuera del escenario.

DSC_0049

“¡Picante! Cómo las raíces culturales añaden sabor a un proyecto global” Raúl Rubio.

Muchos estamos expectantes ante lo nuevo que está preparando Tequila Works. Rime bebe muchísimo de una estética mediterránea y es lo que tomaron como inicio a la hora de desarrollarlo. Este punto distintivo, el hecho de empezar por el arte en vez de por el guión o la jugabilidad, es lo que marca toda la conferencia de Raúl Rubio. El hogar como fuente de inspiración. Recorrido de cómo la cultura de cada uno influye en las creaciones y puede ser un recurso más. Distinguimos las calles de Los Ángeles gracias al GTA y nos sumergimos en una historia tan cruda como la de Papo & Yo por los coloridos grafitis latinoamericanos. Los estereotipos pueden llegar a estar bien como salida cómica y cuando no se dispone de otra idea (el traje de torero no está lo suficientemente explotado en los juegos de lucha). Lo importante: hacer ver que existen otras culturas y generar una experiencia directa, pero a la vez única. Hay que abstraer elementos, jugar con las formas para que el subconsciente del jugador también llegue a sus propias conclusiones. Menos paella y olé. Esto es lo que busca Rime y lo que defiendió Raúl sin capote ni banderilla.

“Evolucionando de la consola al móvil” Peter Molyneux.

“Recordad que estáis vendiendo una experiencia y no un producto” y “un consejo para desarrolladores que están empezando” tiene que ser lo más escuchado en conferencias de eventos de videojuegos. Gina Tost, periodista y encargada de moderar esta ponencia, no iba a ser menos y pidió un consejo para los iniciados en el mundillo al mítico fundador de Lionhead y Bullfrog. A parte, le preguntó por su trayectoria e hizo un recorrido por la misma, que al menos Molyneux fue decorando con anécdotas. La que yo más esperaba resultó ser la más decepcionante. “No hay que esperar demasiado” como bien dijo el propio Molyneux, haciendo referencia a su decepción tras vender sólo dos copias de su primer videojuego The Entrepreneur. Antes de las preguntas, hubo una primera parte en solitario, en la que pudo hablar de su cambio a la plataforma móvil. Transmitía una gran serenidad, además de ilusión por su trabajo y ningún arrepentimiento. Hablaba de errores sin miedo, como algo de lo que hay que aprender. Salí de allí con la sensación de que no habían sabido aprovechar la oportunidad de tener al Dios de los god games en el programa, pero al menos volví a casa con mi Black & White firmado y otras entrevistas solucionaron el mal sabor de boca. Por cierto, el consejo que dio fue que tuvieran siempre en mente que estaban vendiendo una experiencia y no un producto.

DSC_0088

Segunda vez que paso por el festival Fun & Serious y vuelve a ser agotador, pero enriquecedor. A ver si al año que viene me animo a dar el cambio y frecuento más la zona Fun y la gala. Aunque seguramente volveré a preferir llenar mi libreta de recomendaciones de gente de la categoría de Ray Muzyka y nombres de videojuegos independientes del panorama nacional. Ya sabéis, sólo lo paranoico sobrevive.

No hay comentarios

Dejar una respuesta