La perversión del videojuego

719
3
Compartir
Quake III Arena

Mirad que juego a multijugadores de manera relativamente habitual. Y no solo eso, sino que juego a multijugadores con un cierto componente competitivo (o mucho de ese componente, como DOTA 2), pero jamás me los he tomado “en serio”. Jamás me he tomado un multijugador de tal manera que pueda cabrearme de verdad (como mucho alguna rabieta, más producto de una mala conexión que por perder). Jamás he visto un videojuego como algo más que una forma de pasárselo bien, de disfrutar.

Convertir un videojuego en algo con lo que cabrearse, con lo que “ponerse serio”, con lo que prestar más atención a “jugar bien” que a divertirse lo considero pervertir la esencia del videojuego.

No hablo de un videojuego en concreto, sino de “el videojuego”, de manera genérica. Respeto a los jugadores profesionales, pero solo en cierta medida. Respeto la dedicación que son capaces de demostrar para mantenerse en la línea, igual que respeto que un deportista entrene las horas que entrene. Pero a malas penas y hay muchos días que no lo hago.

Porque, amigos, convertir un juego (un entretenimiento) en algo competitivo es en cierta medida ridículo. ¿Se puede ver una película de manera competitiva? ¿Se puede ver quién lee mejor una novela? ¿Competimos a ver quién se pica más por una gilipollez?

Y mirad que yo he sido de esos, de esos que jugaban a Super Smash Bros. Brawl de “manera competitiva” (pero qué hostia tenía, coño), quitándole toda la gracia y la locura al juego. Si incluso he hecho normativas de juegos para torneos en tantas ocasiones que ya ni recuerdo todas. Pero ya no le puedo ver nada de gracia al asunto.

Por eso no soy capaz de ponerme a indagar a fondo en tácticas de ningún videojuego, ni de ponerme a ver vídeos de partidas para aprender más. Porque el hacer eso es quitarle gracia al videojuego, es convertirlo en algo serio cuando jamás debe de serlo. Y más para alguien que ya empieza a pensar en “¿cuántos atributos tendrá en objeto Shepard?”, buscando como puede estar construido y diseñado un juego.

Tal vez haya gente por aquí que abogue por lo contrario, pero no soy de esos. Los videojuegos tienen que tener como primer fin el entretener y, si el tipo de juego da pie a ello, transmitir un mensaje. Igual que una novela o una película: primero entretienen y, si captan nuestra atención y lo desean, nos transmiten un mensaje. Todo lo demás es, en mi opinión,qua que oculta la esencia del videojuego.

3 Comentarios

  1. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Mirad que juego a multijugadores de manera relativamente habitual. Y no solo eso, sino que juego a multijugadores con un cierto componente competitivo (o mucho de ese componente, como DOTA 2), pero jamás me los he tomado “…

  2. Toda la razon del mundo,un videojuego es para uso y disfrute para fomentar la diversion ^^ cuando pasa a ser competitivo,se estropea la diversion,con el agravante que en algunos casos se saca lo peor de cada uno y como en toda competicion de cualquier indole,la deportividad es casi nula,por no decir nula.

  3. Urza, totalmente deacuerdo, pero eso no depende de los videojuegos sino de la gente que los usa. Hay gente que compite hasta en el número de mocos que se saca de la nariz y no por diversión; se lo toman como algo muy personal, a eso lo llamo yo y discúlpenme los beatos por mi vocabulario SER UN PUTO RETRASADO MENTAL DE MIERDA.

Dejar una respuesta