Maldito meta-Skyrim

798
3
Compartir

Hace ya dos años que me desintoxiqué de esa droga dura llamada The Elder Scrolls V: Skyrim (Skyrim a secas a partir de ahora, por eso de abreviar). Hoy he recaído de la peor manera posible.  Ese juego no era droga pura solo por su amplitud, por su impredecibilidad, por sus bugs (algunos extraordinariamente buenos), por su mundo… No, ese juego era terriblemente adictivo para mí por otra razón: los putos mods.

Hace unos días, Xabi me dijo que me tenía que MODerar, que era demasiado ese meta-juego en el que estaba metiéndome. Pero no pude. Seguí, y seguí y seguí. Y luego, seguí más todavía. Cuando me comentó eso fue porque le dije que llevaba 69 mods instalados. Hoy, hay 173 colocados en la lista de carga de Skyrim. Una puta barbaridad, hasta yo lo admito. Y, como mínimo, va a haber otros 3 más que van a añadir misiones y contenido extra. Porque, ¿sabéis una cosa graciosa? Unos 125 de esos mods son para solucionar errores y mejorar aspectos del juego.

Porque, Bethesda, tu juego está putamente roto. Porque nos vemos obligados a instalar mods que optimicen tus DLCs gratuitos de mejora gráfica de lo mal que están hechos. Porque hay que instalarse varios mods que nos permiten arreglar el problema de que aparezcan varios cursores mientras juegas, o que no te dejen hacer ALT-TAB. Solo de pulir errores habrá 50 mods. 50, masquen esa cifra porque es demasiado alta. No hablo de mejora gráfica, no hablo de nada de eso. Solo pulir errores.

Luego ya sí entramos en el terreno de la cebación gráfica. Los mods ENB que mejoran la iluminación, los de parcheo de texturas a mejor definición, texturas alternativas, mejora del sistema de física, cambios de animaciones… Joder, si hasta hay m mods para que puedas pisar los cuerpos caídos en vez de que los atravieses. Y, coño, me encanta instalar esas mierdas.

Luego están los mods de aumento de contenido, como objetos, armas, mochilas, capas… Hay prácticamente de todo y algunos de tanta o más calidad que los originales. Y auténticos DLCs con decenas de horas de juego. Y mundos nuevos. Y hechizos. Y conversaciones. Y construcciones. La comunidad ha hecho de Skyrim un magnífico juego, en vez de quedarse como un juego grande pero terriblemente roto.

Pero, claro, esos mods serán los que hacen de Skyrim grande, pero cuando instalas 173, la cosa se empieza  a desequilibrar. Y explota. PUM. Pero me la pela, porque instalar mods es casi tan divertido como jugar.

3 Comentarios

  1. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Hace ya dos años que me desintoxiqué de esa droga dura llamada The Elder Scrolls V: Skyrim (Skyrim a secas a partir de ahora, por eso de abreviar). Hoy he recaído de la peor manera posible.  Ese juego no era droga pura so…

  2. Si originalmente el mundo es casi infinito, ahora con mods no me quiero ni imaginar. Aunque solo llevaba 5 horas, no se cuando pueda retomarlo ;)

  3. Sinceramente, aunque profundizaré sobre ello más adelante, el mundo de Skyrim es de los más mágicos de esta generación. Es una seña de identidad de la saga, la de sentirte un aventurero, y la de poder explorar cada rincón por si hay alguna mazmorra o algún evento que no has visto.

    Es verdad, el juego tiene una cantidad de errores enorme (imagínate yo, que lo juego en la peor versión, la de PS3), pero eso no quita que caminar por los vastos parajes de Skyrim siga siendo (y seguirá así tiempo) una gozada.

Dejar una respuesta