Mass Effect, mi saga de la generación (I)

848
5
Compartir
Mass Effect Saga

Hace ya poco más de 6 años que comenzó mi viaje por las estrellas. Ha sido un viaje que me ha producido alegrías y penas. Risas y lloros. Frustraciones y victorias. Han sido dos viajes completos con esta saga, uno en Xbox 360 según fueron saliendo y otro que ha terminado este mismo año, en PC. Una vez sin ningún DLC, solo con las chorradillas que te regalaban por tener el juego de primera mano. Esta segunda, con todos los DLCs para poder ver esta saga en toda su amplitud.

Dicen que la primera vez que te pasas un juego es la que más te impresiona y, por ende, la que más se te queda en la cabeza. Curioso que a mí me ha pasado justo al contrario. La primera vez que la jugué me encantó y la disfruté como pocos juegos he disfrutado en esta generación que ya empieza a expirar. Pero esta segunda vez… ha sido diferente. Más intenso, más vivo.

He sentido bastante más lo que querían transmitir los guionistas, me he dejado llevar por las sensaciones, penetrando en ese vasto universo que Bioware ha creado y desarrollado con los años.

Independientemente de los fallos técnicos, la jugabilidad (que ha pasado de arcaica a algo decente pero con sus errores) o los gráficos, Mass Effect es una saga que va a pasar a la historia. No va a envejecer bien por sus mecánicas de combate, pero si eres capaz de obviarlas y ver el encanto que tienen (sobre todo el primer juego, que puede ser muy duro para según qué personas), dentro de 15 años las vamos a disfrutar igual. Tal y como disfrutamos de Ocarina of Time, de Doom, de Baldur’s Gate.

Este es el primero de una serie de artículos que irán comparando la saga a lo largo de los años en varios aspectos. Y os animo a no esperaros a leer más para jugar a esa saga imprescindible de la manera que sea, en la plataforma que sea. Pero os digo una cosa, jugadla entera. De principio a fin. No pretendáis empezar la saga por el segundo juego utilizando el cómic para importar las decisiones.

Ese cómic interactivo que te permitía “tomar las decisiones” del primer juego no está preparado para la gente que no lo ha jugado, no te puede poner en contexto ni te permite sentir lo que debías de sentir a la hora de tomar la decisión. De hecho, es más un añadido para los que han perdido sus partidas guardadas que para los nuevos, por mucho que lo quieran vender de otra forma. Cuando lleguéis al final de este viaje, notaréis ese juego de más. A mejor.

5 Comentarios

  1. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Hace ya poco más de 6 años que comenzó mi viaje por las estrellas. Ha sido un viaje que me ha producido alegrías y penas. Risas y lloros. Frustraciones y victorias. Han sido dos viajes completos con esta saga, uno en Xbox…

  2. Mira que le eché ganas y horas, pero nada, no pude con el primer Mass Effects. Todo era muy lento, no llegaba a entender del todo cuál era mi objetivo y todo me parecía un cúmulo de cosas que me superaba. Al final terminé jugando por inercia, esperando que llegara algo que me enganchase realmente, pero no fue así. No llegué muy lejos, siendo sinceros y aún siento cierta pena por ello, pero es recordar las horas que jugué y se me quitan todas las ganas de retomarlo.

    • El primer ME puede ser duro en determinados momentos, muy “vieja escuela en transición”, es de suponer que los que no han tenido contacto con juegos de rol más “duros” anteriormente se cansen, es algo que he visto bastantes veces.

      Pero, si algún día decides retomarlo, ten en cuenta solo una cosita: haz caso al inventario lo minimísimo, te quita el 50% del agobio que puede dar ese juego.

Dejar una respuesta