Videojuego creado por D.I.C.E. y distribuido por Electronic Arts para Xbox 360, PS3 y PC (versión analizada). El juego nos pone en el papel de Feith, una ‘runner‘: mensajero que corretea sobre los tejados de los edificios para evitar los controles policiales en una ciudad propia de ’1984′. Con este planteamiento, nos encontramos ante un más que conseguido juego de plataformas en primera persona, de esos a los que merece la pena echar el guante.

[heading style="1"]Jugabilidad[/heading]

Lo mejor del título, con mucha diferencia. Se podría decir que, en realidad, es lo único que importa del título. Todo lo que no es jugabilidad pura en este juego casi se podría decir que sobra.

De primeras puede llegar a chocar el estar jugando a un plataformas visto en primera persona, como si de un FPS se tratase. Pero, una vez que te habitúas (no más de diez minutos) el resultado no podrá ser más grato: inmersión total y absoluta en unos mapeados ricos y excepcionalmente bien planteados. Todos los saltos del juego están medidos al milímetro. Casi demasiado al milímetro, ya que el juego no perdona el más mínimo de los fallos a la hora de realizar un salto o una acrobacia. Si te desvías un poco, al suelo. Si saltas antes de tiempo, al suelo. Si sueltas el botón después de lo que debes, al suelo. He perdido la cuenta de cuántas veces he escuchado el sobrecogedor sonido de la caída.

Mirror's Edge 1 Análisis

Y es en la inmersión donde tiene el juego uno de sus mayores puntos fuertes. Aunque por la historia flojea por todos lados (ya lo comentaré más adelante), las situaciones límite que vives a través de Faith me han hecho apretar los dientes más de una vez y contener el aliento cuando he realizado alguna acción especialmente difícil.El juego, a nivel general, consistirá en ir avanzando por mapeados más o menos lineales. Ir desde el punto A al punto B, ni más ni menos. Pero, ¿y lo divertido que puede ser ese trayecto? Los escenarios siempre ofrecen más de una vía de acceso a tu objetivo. Como mínimo 2: una sencilla y a la vista de todos y otra más difícil de ver, pero más rápida si la conoces de antemano. ¿Y eso para qué? Pues para intentar batir tus marcas, como en cualquier arcade de la vieja usanza.

El juego, de por sí, no es especialmente difícil, pero tampoco es un paseo por el campo. No ya por la dificultad de algunos saltos o puzles, que la hay, sino por los policías que te persiguen a lo largo de todo el juego y no te dan un momento de respiro. Luchar contra ellos puede resultar realmente difícil, sobre todo si vas como los locos y cargas de frente (muerte casi instantánea).

A decir verdad, me he pasado buena parte del juego odiando a los policías. Sí, en ocasiones la adrenalina que me proporcionaba el huir saltando por los tejados de la ciudad me ha encantado, pero cuando te ponen en situaciones en que tienes que ir casi de frente contra las fuerzas armadas… pues ahí sí me ha molestado.

Mirror's Edge 2 Análisis para PC

Pero, en general, el juego nos ofrece una jugabilidad frenética, adictiva y rejugable si quieres batir tus marcas de tiempo. Y es que recupera el espíritu arcade de los viejos plataformas, en los que cuentan tu tiempo para luego compararlo con el de tus amigos, fomentando el pique. Lo que he echado de menos es un ranking mundial, algo que tal vez existiera en el momento en el que salió el juego, pero que ahora se haya eliminado.

[heading style="1"]Gráficos[/heading]

El juego se mueve bajo el motor ‘Unreal Engine 3‘. Sí, el mismo que vemos en ‘Gears of War’, por poner un ejemplo. D.I.C.E. nos demuestran que con ese motor se pueden hacer verdaderas virguerías, sin problemas de carga de texturas y un una paleta de colores que ya quisieran el 90% de los juegos desarrollados bajo ese engine.

El motor se presenta muy sólido en todo momento, manteniendo una tasa de frames constante… hasta que aparecen más de tres enemigos en pantalla. Ahí he observado caídas de frames bastante bruscas que duran unos pocos instantes. Aunque es bastante probable que sea culpa de mi ordenador (el pobre ya no está para estos trotes y lo tenía con todo al máximo).

Gráficamente es espectacular. Escenarios muy vistosos y bastante más grandes de los que nos tiene acostumbrados este motor gráfico. Y todo bajo un diseño artístico remarcable, que huye de los tonos ocres que han predominado en esta generación para abrazar el blanco, el rojo, el verde, el naranja… todo muy intenso. Es un juego que entra por los ojos. Sobre todo al ver la ciudad, tan blanca, tan impoluta… Tan diferente de casi todo lo que has visto en esta generación.

Mirror's Edge 3 Análisis para PC

En lo referente a las animaciones, todas perfectas. Faith se mueve con una naturalidad perfecta y sin movimientos demasiado raros (es un juego, evidentemente hay movimientos imposibles, si no no sería divertido). Las animaciones faciales también están muy conseguidas, haciendo innecesaria cualquier tipo de CGI.

Por desgracia, a D.I.C.E. se le ocurrió la idea de narrar la historia mediante unos pequeños vídeos animados, estilo anime. Esto habría estado bien de haber estado bien realizados. A mí, personalmente, me han parecido muy robóticos y mal llevados. Eso mismo se podía haber contado utilizando el motor del juego pero llevándolo a una vista en tercera persona. Habría a quién le gusten y habrá a quién no, yo ya he dejado clara mi opinión.

[heading style="1"]Apartado sonoro[/heading]

Con un doblaje al castellano de calidad meritoria, no tengo ninguna pega con las voces del juego. Todas están a muy buen nivel y no se presenta ninguna situación con voces cuyo tono parece ajeno a la escena, como ocurría en el reciente Deus Ex: Human Revolution.

Los efectos sonoros del juego, sobre todos los producidos por Faith, son espectaculares. El ruido que hace nuestra protagonista al respirar, moverse, saltar, esquivar… todo provoca que te sumerjas más todavía en el juego, casi como si fueras tú el que realiza todos y cada uno de esos movimientos.

Y luego están los efectos sonoros de caída… No sé a otros, pero a mí me han encantado, ese sonido del viento silbando en tus oídos de manera cada vez más aguda hasta… hasta el crujir de huesos contra el suelo. No hacen falta pantallas grotescas ni gore con eso, la imaginación del jugador hace el resto.

Musicalmente el juego no está nada mal. Si bien no es una de esas bandas sonoras que te impresionan, cumple con su trabajo y acompaña al jugador en todo momento sin desentonar. Algo sencillito, sin pretensiones, pero funcional y bien compuesta.

[heading style="1"]Historia[/heading]

Nada del otro jueves, ni más ni menos. Aunque la premisa inicial interesante, en la que nos encontrarnos en una ciudad distópica, en la que ya no existe ni el libre pensamiento ni buena parte de la libertad de expresión (muy tópico, para que decir otra cosa), el guionista no ha sabido explotar el filón que él mismo ha creado. Así pues, nos encontramos ante un guión que es una mera excusa para pasear a Faith por los tejados de la ciudad blanca e impoluta.

Mirror's Edge 4 Análisis para PC

También aprovecho esta sección para decir lo sumamente corto que resulta la campaña de este juego, poco más de cuatro horas de saltos, caídas y emociones. Aunque bien sabido es que los juegos plataformeros más clásicos no eran mucho más largos, pagar ahora 60€ por un juego así puede ser algo excesivo. Bueno, 60€ cuando salió y en consolas, ahora en Steam está a un más que aceptable precio de 10€ (aunque, siendo sincero, yo lo pillé cuando bajó por oferta a 2,50, porque a priori no me llamaba mucho la atención).

Y, volviendo al tema de la historia y del guión, concluyamos diciendo que es un guión del montón, con personajes secundarios del montón y tan solo un giro de guión decente (aunque muy, muy previsible). También se echa en falta un momento final más épico y con algo más de adrenalina.

[heading style="1"]Conclusión[/heading]

Un juego muy, muy recomendable para los fans de los retos, la velocidad y la jugabilidad pura. Si buscáis una historia bien trabajada, larga y compleja buscad en otra parte, aquí no hay nada de eso. Pese a todos los errores de la historia y a su pobre guión, es un juego tremendamente divertido y que, ojalá, tenga una secuela en un futuro. Y si viene con un editor de niveles, mejor que mejor, sería una forma cojonuda de aumentar la vida del título.

Ficha Mirror's Edge, análisis para PC