¿Reboot o falta de ideas?

922
2
Compartir

Principalmente, cuando algo no funciona correctamente, hay dos cosas que solemos hacer. La primera es buscar en google la solución “Y” para el problema “X”. La segunda, reiniciar. Y es que, en la industria de los videojuegos, puede que la primera opción no sea demasiado viable (o igual sí, pero no han probado) así que “solo” les queda esta segunda opción, el reboot.

En esta generación estamos viviendo, aún como expectadores, dos reboots de dos sagas de gran calibre: Devil May Cry y Tomb Raider.

El primer Devil May Cry fue alabado por la crítica y por el público, no corriendo la misma suerte su depreciada secuela. Tras la decepción que supuso esta segunda entrega, llegó Devil May Cry 3, una precuela que a mi gusto personal superaba al primer juego. Además la edición especial nos brindaba muchos extras como la posibilidad de jugar con el Vergil, el hermano gemelo de Dante (aunque ya se podrían haber currado algunos niveles nuevos). Cuando la nueva generación de consolas llegó, trajo bajo el brazo una nueva entrega Devil May Cry 4, que a pesar de no ser un mal juego, se veía a la legua el agotamiento de la saga. Nosotros lo vimos y ellos lo vieron, había que hacer algo con la franquicia. Fue unos años más tarde, cuando todos esperabamos el anuncio de Devil May Cry 5 cuando nos sorprendieron con DMC. El juego había cambiado de manos, ahora era Ninja Theory quién se encargaría de llevar a cabo… ¿Otra precuela? Y es que en DMC vemos un Dante joven, pero no como en la tercera entrega, vemos un Dante diferente.

Mmmmm... ¿Me queréis? Queredme, va.

La necesidad de un cambio en la saga era más que evidente, pero, ¿estamos ante una falta de ideas? Yo diría que sí, y ojo, que no quiero decir que DMC vaya a ser un mal juego, ni mucho menos, pero es más que evidente que las ideas no sobraban por Capcom y han tenido que recurrir a ésto. Porque al fin y al cabo, vamos a seguir viendo al mismo Dante más chulo que un ocho repartiendo leña.

Por otro lado, Tomb Raider es una saga más vieja que la anterior comentada. Lara Croft apareció por primera vez en PSX en 1996, destacando sobre todo su fuerte heroina. Tomb Raider contó con cuatro juegos para la primera consola de Sony, siendo estos probablementes los mejores aceptados por la crítica. Hemos podido ver Lara en la mayoría de las plataformas de juego, como Wii, PC o Xbox. Los saltos generacionales no sentaron demasiado bien a nuestra voluptuosa protagonista, que no terminaba de adaptarse a una remodelación en la jugabilidad. Los últimos juegos vistos, no eran malos, se veía el esfuerzo por hace al fin un juego a la altura, pero seguían sin convencer. Fue entonces cuando Crystal Dynamics decidió que la ruta a seguir debería cambiar, y la mejor manera de hacerlo era cambiando la raíz. Cambiando a Lara.

Lara
He vuelto... Más sucia.

Entonces, ¿Es un reboot justificado o una tremenda falta de ideas? Pues en este caso, me decantaría por la primera opción. De nuestro peli blanco amigo Dante, ya vimos su pasado en Devil May Cry 3 y no creo que hiciera falta otro juego en ese tiempo. Sin embargo, a Lara siempre la hemos visto como un personaje fuerte, heroico y valiente. Ahora en Tomb Raider vemos su lado más humanos en un episodio que probablemente le lleve a ser la Lara que todos conocemos.

2 Comentarios

  1. Por una parte, este “reboot” parece un poco alargar el tirón, alargar algo que ha vendido mucho con la esperanza de que venda aún más.
    Pero tienes razón que en el caso de Lara está justificado porque nos muestra otras facetas de sí misma que no habíamos visto en otras entregas y que quizá son necesarias para entender bien el personaje y su “background”.

    Muy buen artículo. No comprendo por qué nadie tiene que decir algo sobre él, pero bueno.

Dejar una respuesta