Shooters y sorbete de limón

1009
6
Compartir

Supongo que la mayoría de vosotros habréis estado en alguna boda, ¿verdad? Como sabéis, en muchas bodas o comidas/cenas en las que alguien con buena billetera paga (o endeudándose mucho para quedar como más señor de lo que es, pero no nos desviemos) suelen servir un sorbete de limón entre un plato de pescado y uno de carne. ¿Que para qué es esto? Para separar los sabores con algo que “limpie” tus papilas gustativas y pruebes el siguiente plato sin regusto al anterior.

Pues bien, yo juego a los shooter como si fueran sorbetes de limón.

Soy un fan de los juegos de rol (tanto de papel y lápiz como en formato videojueguil), la aventura gráfica y la estrategia tirando a pausada y sesuda. En general, ninguno de los tres géneros se puede considerar como “light”, ya que suelen exigirte bastante a la hora de avanzar en el juego, planificar tu campaña o desarrollar tu personaje (máxime cuando es un RPG más táctico como Dragon Age o Neverwinter Nights).

Aunque estos tres géneros me encantan y disfruto cantitades bárbaras e indecibles de tiempo con ellos, a veces llenan demasiado. Y lo que es peor, jugar a dos juegos de este tipo uno detrás de otro puede provocar que  no quieras jugarlos más durante muchísimo tiempo por simple y llana sobresaturación.

Y es en estos momentos, y solo en estos momentos, cuando me apetece jugar a un shooter o a un juego de acción. Un juego sencillo, para pasar el rato, que no me exija más que reflejos y puntería y que me permita tener el cerebro en barbecho antes de ponerme con el siguiente.

De la misma manera que el sorbete limpia las papilas gustativas, los shooters limpian mi cerebro de los datos y sensaciones inmediatas del anterior juego, para poder disfrutar el siguiente sin odiosas comparaciones o pensamientos de “el otro me divertía más”.

Y, una pregunta que me surge, ¿alguno por aquí tiene también un “género sorbete” como los shooters lo son para mí?

6 Comentarios

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Shooters que se juegan entre 2 juegos más densos con el único fin de “limpiar” el cerebro para poder disfrutar debe de ser. Igual que el sorbete de limón en una cena….

  2. Mi genero sorbete son los fighting games, aunque estos te exigen aprenderte los combos. Siempre tiro por el que ya vengo aprendido SC, y me viene de perlas para quitarme la sensación de pesadez y dejar libre el coco.

  3. Yo tengo el típico de carreras y entre juego y juego de cualquier género, despejo la mente echándome unas cuantas durante unas tardes, hasta que me canse de ellas e instalo el siguiente juego. Ahora ando con el NFS Most Wanted de 2005, terminándome los logros mientras descanso de FFI.

Dejar una respuesta