En mi primer post en Xenogames hice una pequeña declaración de intenciones sobre mi propósito en el blog, y esta era rescatar joyitas relativamente anónimas sobre el panorama Indie, y explorar para vosotros los confines del desarrollo independiente de videojuegos que van más allá de los titanes que gobiernan los bundles hoy por hoy. Como muchas de estas perlas ocultas no tienen suficiente peso como para conformar un artículo por sí solas, vengo a vosotros con este boletín informativo al que procuraré darle un carácter más o menos regular.

Para abrir boca, me encantaría mostraros un trailer que me ha enamorado sobre un metroidvania que viene servido con una buena dosis de pixelart y una banda sonora destacable: Environmental Station Alpha

No sé a vosotros, pero a mí me ha capturado en seguida la ambientación y el gameplay que muestran. Lo único malo que le veo, es que no saldrá hasta finales de año, pero sin duda le estaré siguiendo la pista.

Si tras ver el vídeo os habéis quedado con ganas de jugar a algo, en los foros de TIGsource, un usuario ha publicado un juego tan bizarro como interesante: FOAM. Su mecánica consta exclusivamente en explorar un entorno 3D pixelado, y lo único que podemos hacer es caminar y rotar la cámara. Al principio resulta algo confuso, pero conforme le concedes un mínimo de atención se convierte en un reto y un misterio. Yo todavía no he conseguido desentrañar lo que oculta esta joyita, pero tengo claro que en cuanto tenga un rato libre intentaré descubrir su secreto.

FOAM Indie Videogame

Podéis descargarlo en su post original. (Sólo Windows)

Y para despedirme, lo que me gustaría que fuera una constante en el boletín indie: La Bizarrada. Siempre hay alguien dispuesto a convertir sus duras horas de trabajo creando un videojuego en algo infumable, loco o transgresor de alguna manera, aunque no siempre con buenos resultados. Yo desde aquí, quiero rendir homenaje a esos locos que luchan por aportar nuevas connotaciones a la palabra Indie.

El afortunado en estrenar esta lista es Table for one. Un FPS en el que tendremos que comernos un filete utilizando nuestros poderes psíquicos. Echad una partida bajo vuestra propia responsabilidad.