Un día en la Madrid Games Week

969
0
Compartir

El jueves 16 de octubre, comenzaba la mayor feria de videojuegos de nuestro país, Madrid Games Week. Algunos del equipo pudimos ir el sábado 18 para ver lo que se cocía allí.

En la madrugada partimos de Murcia dirección al IFEMA, con la misma ilusión que nos embriaga todos los años y con la cabeza puesta en como habrán diseñado los box este año, qué novedades habrán para ver y probar, ¿habrá mucha gente (lo que se traduce el laaaargas colas)?

Entramos en el pabellón correspondiente y, madre mía, eso era un ¡lleno absoluto! (según cifras oficiales más de 55.000 asistentes en esta edición de 2014). A mi parecer, ¡se les había quedado pequeño el pabellón!

Nueva imagen

Como siempre, lo primero al entrar, alzar la vista y dar una vuelta de reconocimiento (y ver una cabeza con otra, una cabeza con otra, una cabeza con otra…). Una vez decidida la dirección a tomar (¿izquierda, centro o derecha?), comenzamos nuestra visita. Os haremos un breve resumen de lo que ha sido para nosotros la feria de este año.

A nuestra izquierda Sony, y como viene siendo costumbre, es de los que siempre innova con su expositor. Este año eligieron un diseño original recreando una cancha de baloncesto, con gradas (en las cuales los visitantes podían sentarse a disfrutar del espectáculo) y como pista central algunas consolas para probar el juego NBA 2K15 y una pantalla gigante con un escenario donde subían a competir dos gamers cuyas partidas eran retrasmitidas como si de un partido real de baloncesto se tratara. Muy entretenido.

Nueva imagen (1)

Nueva imagen (2)

Junto a estas gradas, podíamos ver stands con juegos como Driveclub, Alien Isolation, Until Down, The Evil Within, Dead Island 2, Resident Evil Revelations 2, Bloodborne y The Order 1886 en un box cerrado como si del secreto de la “coca-cola” se tratase.

Esta no era la azafata oficial, pero como si lo fuera.
Esta no era la azafata oficial, pero como si lo fuera.

De todos los citados anteriormente solo pudimos probar:

The Evil Within: juego que ya había salido a la venta y no habíamos probado aún. Dejando este dato a un lado, lo probamos en la versión de PS4 y no tiene ningún desperdicio. Jugamos el primer capítulo al completo y nos quedamos con ganas de más. Una pena que con tanto jaleo no pudiéramos escuchar el doblaje. Confiaremos en que éste sea tan bueno como se comenta en los medios.

No solo sabe presentar el podcast, sino también “giñarse” en los pantalones.
No solo sabe presentar el podcast, sino también “giñarse” en los pantalones.

Resident Evil Revelations 2: Un acierto de cara a la galería era que la demo disponía de un tiempo limitado para cada jugador, con esto se paliaban las colas interminables. La primera impresión no fue tan buena como esperábamos aunque una vez terminado cambiamos las sensaciones. Los movimientos de los personajes parecen un tanto bruscos (tipo Fallaut 3), a pesar de eso la ambientación es buena. Los enemigos son todo un acierto, nos recuerdan más a los zombies. Una pena que el juego se vaya a distribuir primero por capítulos digitales uno por semana y una vez se hayan publicado todos se distribuirá en físico. Capcom, ¡anda que no te gusta pelar la pava!

Nueva imagen (5)

Seguidamente y tras visualizar diversos stands de pasada (Bandai Namco, entre otros) al fondo del pabellón, encontramos la zona de desarrolladores indie. En esta feria con muchísima variedad y ocupando un espacio considerable de lo cual nos alegramos, porque en la pasada edición había muy poquita cosa. Este año sin duda alguna, ha sido su año. Destacar de esta zona que no había tanta masificación y en consecuencia, fue lo que más disfrutamos. La cercanía con los desarrolladores es un punto que juega muy en favor de estos juegos, además de probarlos puedes preguntar todo tipo de cosas relacionadas con su elaboración, curiosidades… Probamos mucho pero a destacar:

Mambo: Un jueguecico al estilo Ikari Warriors.

Virtus: Un juego un tanto desfasado. La mecánica está muy quemada, a nuestro parecer.

Crazy Racer: Hay tantos juegos de coches que nos pareció del montón.

Crazy Hotel: Un juego que por su animación y estética llama la atención. Todo un reto esos puzles tan complejos.

Evil cubes: Un juego con varios niveles, de los cuales el primero era de plataformas. Un tanto sosillo a nuestro parecer.

Isla Bomba: Además de ser de la tierra y de que ya lo habíamos probado hace unos meses, nos alegró ver su evolución.

Super Rocket Shootout: Quizá uno de los mejores. Un Smash Bros con escopetas. Que acierto poder jugar a cuatro.

No damos crédito a que su creador sea una sola persona.
No damos crédito a que su creador sea una sola persona.

Nueva imagen (7)

Nueva imagen (8)

Cerca de la zona indie, había cositas interesantes que llamaron nuestra atención como un camión MG-940 en el que se podía probar el título World of Tanks, un simulador de feria (cuyo coste era de 4€/persona, ¡con razón nunca había cola!) con WRC y hasta una tele de 30.000 “chuches” ¡¡jugar en ella al Tom Raider era todo un lujo!!

Nueva imagen (9)

Nueva imagen (10)

A la hora de la siesta*, entramos en el Auditorio Gamelab Academy para escuchar la conferencia de dos profesores gemelos del Master de Videojuegos en la Complutense de Madrid, Marco Antonio y Pedro Pablo. En un principio y tal como indicaba el programa en la web de la MGW la ponencia iba a ser de “cómo hacer un juego en 60 min. con Unity 3D”, pero al comenzar lo que dijeron que iban a explicar era, y si la memoria no me falla, “cómo desarrollar un juego en Unity si eres artista o diseñador”. Pues mira, ninguno de los que entramos ni éramos artistas, ni desarrolladores, ni nada por el estilo pero gamers sí, y podcaster también. Y después de 45 min. (he de reconocer que la conferencia empezó bien, pero luego se torció, nos recordó a una clase de la uni de esas que te aburres si lo que te están diciendo no lo pones en práctica en un pc al mismo tiempo que te lo explican) lo único que se nos quedó claro es que ya desde niño puedes demostrar al mundo si vas a ser un artista o un programador de élite, y que con Unity puedes hacer árboles que en una posible entrevista de trabajo te puedan exigir hacer. Ah! y funciones lógicas para los vigilantes malotes en un jueguecico.

Después de karaokes, más karaokes y aún más karaokes (tres zonas dedicadas a estos juegos y algunos de los stands incluso contaban con escenarios y altavoces, lo cual nos pareció algo excesivo. Aunque a su vez podemos llegar a comprender que a cierto público le entusiasmase, visto la emoción exagerada que ponían algunos con su interpretación. OH TIERRA TRÁGAME! Pensamos algunos…) visualizamos los box cerrados de The Witcher 3 Wild Hunt, Call of Duty Advanced Warfare, y Evolve, remarco visualizamos porque nos fue imposible entrar, las largas colas se hacían desesperantes… De Envolve decir que se llevó la palma en cuanto a duración de cola, debido, tal y como pudimos saber de primera mano, a que dentro se reproducía un video y seguidamente podías jugar sin límite de tiempo, cosa que para el día reservado a prensa nos parece genial, pero horrorosamente mal para el día de mayor afluencia de público como lo fue el sábado, un puñetero fiasco.

Microsoft, con una gran pancarta de vistoso color en su stand llamaba la atención Assassin Creed Unity (con guillotina incluida) y el dichoso Evolve. Salvo ese par de menciones el stand, en general, nos pareció algo sosillo la verdad.

DSCN0911

Si al entrar al pabellón, a nuestra izquierda estaba Sony, a nuestra derecha se encontraba el stand de Nintendo, como siempre correcto, con todo bien organizado, pero con un expositor reciclado y con poca sorpresa (la memoria y fotos del año pasado les delatan), pero las novedades que permiten disfrutar a todos (Mario Kart 8, SSB for Wii U, Captain Toad: Treasure Tracker, Splatoon, Bayoneta 2, Pokémon…) hacen que te olvides de esos “pequeños” detalles.

Nueva imagen (11)

Por otro lado también estaban expuestas las figuritas amiibo, que pudimos apreciar antes que mucha gente. Aquí os dejamos una fotejo.

A 15 pavos cada una, si las queréis todas id preparando el "orto".
A 15 pavos cada una, si las queréis todas id preparando el “orto”.

El agobio de personas y las largas colas para probar los juegos en varios momentos del día nos hacían repetirnos, “el año que viene no venimos”. Pero este sentimiento rápidamente desaparecía al conseguir probar algún juego o simplemente con darnos una vuelta por las tiendas que este año han sido numerosísimas y que tenían mucha mercancía sobre todo retro.

Nueva imagen (12)

Aprovechando hasta el último instante (estaban ya apagando las luces) dimos un último recorrido por la feria y con esto concluimos nuestra visión global de lo que ha dado de sí la feria de este año, y esperamos sin duda, volver el año que viene (a ver si pedimos permiso a los jefes para que nos den un día libre y nos acercamos en viernes, que los sábados se peta).

¡Pero qué marranos somos coño!.
¡Pero qué marranos somos coño!.

Un artículo elaborado por: Rubén García y Noemí Roca.


*Sí, siesta, digo bien, porque hubo más oyentes que aforo y algunos de los que estaban sentados en el suelo (los de las sillas ignoro si echaron alguna cabezada) y que ocupaban los espacios de los pasillos laterales y finales de la sala aprovecharon para echar unas reconfortantes siestecillas.

No hay comentarios

Dejar una respuesta