iSec, eBox… Son nombres que probablemente no os digan nada. Y con razón. Y es que estos prototipos de consola nunca vieron la luz. Al menos hasta hoy. La empresa Beijing Eedoo Technology Ltd., responsable de la ahora llamada CT150, ha declarado al China Daily que este mismo domingo 29 de abril comercializarán la consola. Poca broma con el precio: 3.799 yuanes, 600 dólares al cambio.

¿Y qué tiene de especial el cacharrito? Dos cosas importantes: primera, la ausencia total de mandos; se manejará como si de un Kinect se tratase, y nada más. Segunda, y más delicada: está prohibido, en principio, vender consolas en China. ¿Qué ocurre, entonces? Que la CT150 va a intentar venderse como de todo menos una consola.

Y es que la consola, en vez de tener un sistema de discos, trae de serie 5 juegos ya instalados en la memoria interna, de una manera similar a la iQue de Nintendo. Otra cosa es qué van a decir para defender la venta del sistema en sí, que por mucho que no traiga mandos ni historias… Bueno, sigue siendo una consola, a mí que no me jodan. Tampoco se sabe nada sobre la posibilidad en un futuro de meterle nuevo software, que 600 pavos es un pastizal para cinco miserables juegos.

El futuro de esta… cosa es incierto, ya que a pesar de estar prohibido de narices vender consolas  en China, existe un mercado “gris” en el que se venden abiertamente Wii, PS3 y Xbox 360. Pero oye, quien sabe, podría hacer frente a los pesos pesados de la industria en el futuro.

…Lo dudo horrores.

Vía | Kotaku